Consejos para ahorrar después de comprar un coche

Comprar un coche, ya sea nuevo, de segunda mano buena mano o de km 0, supone un gran desembolso de dinero. Cuando nos decidimos a hacerlo, tenemos en cuenta muchos factores: motor, equipamiento, accesorios, marca, modelo… y, ya que estamos puestos, intentamos conseguir lo mejor, dentro de nuestro presupuesto.

Pero, ¿qué pasa después? ¿Debemos dejar de buscar el ahorro en el coche? Definitivamente, la respuesta es un no rotundo. Adquirir un vehículo nuevo es sólo el coste inicial, pero hay que ser consciente de que, tener un coche, es un gasto continuo. Por ello, en Clicars queremos darte tres consejos para que sepas cómo ahorrar dinero después de comprarte un coche, así que, adelante, sigue leyendo. ¡Vas por el buen camino!

Contrata un buen seguro

El principal ahorro que puedes conseguir es contratar un buen seguro para tu automóvil. Y con esto, no nos referimos al más barato ni al que cobre una cuota mayor, sino al mejor. Tener un seguro que cumpla con lo pactado y que se haga cargo de los accidentes o incidentes que se puedan suceder es, con el tiempo, una forma de ahorrar mucho dinero. Los imprevistos que puedan surgir serán sufragados por la compañía, por lo que no será necesario ningún desembolso económico extra. Así que busca, mira y compara precios y servicios. Las opiniones de otros usuarios también te facilitarán poder decidirte por uno u otro.

ahorrar gasolina

Gasolineras low cost – promocionales

Los carburantes es algo que necesitarás con total seguridad, a no ser que te hayas comprado un coche eléctrico 100%. Así que, para ahorrar gasolina, deberás buscar la gasolinera más cercana y que mejores beneficios te aporte. No todas tienen los mismos precios y, en los últimos años, son muchas las que están llevando a cabo campañas promocionales para conseguir aumentar el número de clientes. Algunas incluso son de supermercados, que venden combustible a un precio muy ajustado con el propósito de llamar la atención del consumidor para que acuda a comprar a su negocio.

Además, en los últimos años se han puesto de moda las gasolineras low cost que, como su nombre indica, son a bajo precio y en las que se puede llegar a conseguir un ahorro de hasta 20 céntimos por litro. Hay quien dice que el combustible no es el mismo que el de las grandes compañías, que es de mala calidad… pero la verdad es que el carburante es exactamente el mismo, pero sin aditivos ni lubricantes. Y lo que es más importante, no dañan el motor. La ley es igual para todos, sean compañías de renombre o pequeñas empresas, y el principal cumplimiento que deben llevar a cabo es que cualquier tipo de combustible que se comercialice no dañe, bajo ningún concepto, el vehículo.

Busca un buen taller

Para poder llevar a cabo un buen ahorro en el coche, es necesario tener al día todas las revisiones que correspondan. De nuevo, lo barato a veces puede salir caro, así que es mejor acudir a un taller de confianza, que sepan hacer su trabajo de forma eficaz y que, además, tampoco nos cobren una fortuna por cualquier reparación. Si nuestro coche tiene un mantenimiento como es debido, todas sus partes se mantendrán en buen estado durante mucho más tiempo, por lo que, a la larga, conseguiremos ahorrar una cantidad de dinero importante.