El 93% de los ciudadanos prefiere usar coche privado antes que transporte público o carsharing

 

Madrid, 12 de mayo de 2020. El contexto económico y social ha dado un giro muy rápido en España, la crisis del COVID-19 ha afectado a todos los sectores de actividad. En concreto, el sector automovilístico se ha visto empujado a reinventarse, adaptarse a la nueva situación y seguir aprendiendo de las necesidades de los clientes.

Con este nuevo escenario, en el que las medidas de seguridad y distancia personal han calado más en la sociedad, la preferencia en el método de transporte ha cambiado. Según los datos de la última encuesta que desde Clicars hemos realizado a nivel nacional, líder de venta de coches online desde hace 4 años, tras el COVID-19, el 93% de los ciudadanos se decanta por utilizar transporte privado frente a otras opciones como el transporte público o el carsharing.

Siendo la principal motivación de uso del transporte privado el sentimiento de seguridad y protección frente al uso del transporte público, estos datos ponen de manifiesto que surgen nuevos compradores de coches. Familias que incluso ya cuentan con un vehículo en el hogar, valoran la compra de un coche adicional en el caso de que varias personas necesiten desplazarse a sus quehaceres o puestos de trabajo, según apuntan nuestros datos, en los que uno de cada cuatro compradores declara que “ya tienen uno en casa, pero necesitarían otro”.

La venta online de coches despega con el COVID-19

En la “nueva normalidad”, al igual que en otros sectores, sólo la venta online ha sido permitida durante este periodo de confinamiento, por lo que nuestro modelo de negocio ha servido de inspiración para la transformación digital del sector. Posicionádonos como el “Amazon de los coches”, en Clicars hemos vendido prácticamente 1 de cada 10 vehículos de ocasión en España durante este periodo de confinamiento (coches de 1 a 5 años de antigüedad) y somos referente para las Asociaciones como expertos para asesorar al sector en su necesaria transformación digital para adaptarse a las circunstancias, participando en la elaboración del Plan de Choque del Sector de Automoción y medidas de estímulo a la compra.

transformacion venta de coches

La fórmula tradicional de comprar un coche visitando un concesionario como primera opción ha virado a fórmulas digitales dónde el cliente puede contar con un asesoramiento íntegro online – mediante videollamada en tiempo real, por ejemplo – y a través del cual pueda tramitar la compra del coche de forma digital en su totalidad, con la gestión de toda la documentación para llevar a cabo de la transacción y cambio de titularidad, ofertas de financiación en línea y personalizadas con respuesta inmediata, todo sin moverse de casa.

Además, para que los ciudadanos den el paso de comprarse su coche online, las webs deben de estar totalmente preparadas. Así, requieren de imágenes al detalle y con máxima definición de los vehículos, fichas de producto que permitan consultar toda la información sobre prestaciones, cifras de consumo, emisiones de CO2, equipamiento y demás opciones.

“En este nuevo contexto, es fundamental saber adaptarse y ofrecer a los compradores todas las garantías y facilidades, protegiendo su salud. El servicio de venta online de Clicars ya era de por sí apta para el entorno COVID-19, por lo que sólo ha sido necesario un refuerzo de su ya de por sí seguro proceso de entrega a domicilio, ahora sin ningún contacto físico, y redoblando las medidas de higiene”, afirma Carlos Rivera, cofundador de Clicars.

Sin embargo, el hecho de comprar el vehículo de forma 100% digital, requiere de una serie de garantías extra y servicios posventa para ofrecer toda la seguridad que el cliente necesita al no ver el vehículo presencialmente. Por ejemplo, en Clicars ofrecemos 15 días o 1000km de prueba del vehículo con garantía de devolución del 100% además del sello de calidad que se otorga a nuestros coches tras su certificación de 250 puntos. Pero también son otros los que se suman a este tipo de iniciativas incentivados por las demandas de los clientes, dónde se están ofreciendo nuevos productos de garantía que cubran los años posteriores a la compra del vehículo, y desarrollando servicios de mantenimiento para garantizar la durabilidad de la compra.

También te puede interesar: