Cómo llevar el perro en el coche

A estas alturas, ¿aún no sabes cómo llevar al perro en el coche? No pasa nada. Lo cierto es que es una cuestión más difícil de responder de lo que parece, ya que depende de muchos factores, como por ejemplo el tamaño de tu mascota. En cualquier caso, aquí queremos contarte todo lo que debes saber al respecto. ¡Arrancamos motores!

Lo que dice la ley sobre llevar perros en el coche

El transporte de mascotas en el interior de los vehículos está regulado en el artículo 18.1 del Reglamento General de Circulación. En concreto, ese apartado viene a decir que el conductor tiene la obligación, al llevar consigo a un animal, de proteger su campo de visión, su libertad de movimientos y su atención sobre la carretera y el volante, con el objetivo de garantizar su seguridad, la de aquellos que viajan con él y la de los conductores y peatones que transitan por el lugar en el que se encuentra.

Se trata de una regulación bastante flexible, que te ofrece una gran variedad de posibilidades a la hora de transportar contigo a tu perro en el coche. Pero, ¡cuidado! Esto también da un amplio margen de interpretación a los agentes de la autoridad, que serán los responsables de determinar si mereces una sanción o no por transportar inadecuadamente a tu perro.

Como llevar al perro en el coche: los principales sistemas disponibles

Has de saber que hay una serie de sistemas de transporte para perros con los que evitarás cualquier sanción. Además, ofrecen todas las garantías de seguridad posibles, por lo que te sentirás mucho más seguro mientras viajas. Esto podrás comprobarlo revisando si cumplen con las normativas europeas DIN 75410-2 de sujeción de carga en vehículos y ECE R17 de resistencia de los asientos. Los sistemas son estos:

El clásico transportín de perro para el coche

Sin duda, tal y como especifica el RACE, se trata del método más seguro para llevar a un animal dentro de un vehículo. Además, gracias a él, te despreocuparás de que se pueda manchar la tapicería del coche. Sin embargo, poseen el hándicap de que, por sus características, sólo se puede utilizar para perros de tamaño pequeño y mediano. Debe colocarse siempre en los asientos traseros y nunca sujeto por el cinturón de seguridad, ya que hay pruebas de choque que demuestran que puede romperse y ocasionar graves daños en tu perro.

Cinturon perro coche

También puede colocarse, en el caso de las furgonetas y los coches de gran tamaño, en el maletero. En ese caso, debe estar lo más próximo posible al respaldo del asiento trasero y siempre de forma transversal en cuanto a la dirección de la marcha. Dicho de otro modo, lo tienes que poner de lado.

El arnés de seguridad

Es posible que a tu mascota no le guste pasar horas encerrado en un transportín. Si ese es el caso y su tamaño es pequeño o mediano, has de saber que puedes optar por un cinturón de perro para el coche con forma de arnés de seguridad. De hecho, es especialmente recomendable para perros de entre 10 y 20 kilos de peso.

Este dispositivo de sujeción se coloca en el asiento trasero y se instala sobre el cinturón de seguridad. Los de doble anclaje son mucho más seguros que aquellos que poseen uno solo en caso de accidente. Así que, aunque cuesten un poco más, merecen la pena. Ten en cuenta que no solo él sufrirá daños, sino que al salir despedido y chocar con el asiento delantero el golpe puede originar graves lesiones de columna en el conductor o en su acompañante.

La principal ventaja del doble anclaje es que impide el desplazamiento hacia delante del animal, por lo que también te ahorrarás la molestia de que este pueda sentirse atraído de ir hacia los asientos delanteros. En este tipo de casos, un cubre asientos de coche para perro es muy útil para evitar que la tapicería se manche.

Rejilla divisoria para coches

Si tienes un perro de gran tamaño este es, sin duda, uno de los mejores regalos para el coche que te puedes hacer. Como su propio nombre indica, se trata de una rejilla que se monta sobre los asientos traseros y el maletero y que impide que el animal pueda atravesarla. Por un lado, le confiere la libertad de poder moverse durante el viaje y, por otro, se puede interactuar con él de forma segura en caso de que más personas viajen contigo. También puede combinarse con el uso de un transportín para una mayor seguridad aún.

En definitiva, esto es todo lo que debes saber acerca de cómo llevar al perro en el coche. Esperamos haberte sido de ayuda y que, a partir de ahora, no tengas miedo de sufrir una sanción y tengas la certeza de que tu mascota viaja contigo de forma completamente segura.