Hoy te contamos en Clicars como Europa piensa convertirse en uno de los buques insignia más importantes en cuanto a la fabricación de baterías para coches eléctricos se refiere. En las últimas semanas Volkswagen y Bosch han firmado un acuerdo de colaboración con el objetivo de crear una empresa conjunta que buscará las mejores soluciones industriales para fabricar baterías para coches eléctricos.

Además, esta empresa de nueva creación ayudará a los fabricantes de celdas de baterías a ampliar e incluso mantener su producción. La nueva empresa de baterías para coches eléctricos de Volkswagen y Bosch estará operativa a finales de este mismo año 2022 y se encargará, tal y como han hecho público, de “equipar las fábricas de celdas de baterías ubicadas en Europa”.

Europa tiene un gran potencial industrial por lo que deberá ser capaz de abastecerse y poder hacer frente a la demanda de baterías ante la expansión de la electrificación en la industria del automóvil.

Baterías para coches eléctricos, el nuevo rumbo de la industria europea

Thomas Schmall, jefe de tecnología del Grupo Volkswagen, ha asegurado que “Europa tiene una oportunidad única para convertirse en una potencia mundial de baterías en los próximos años”. El acuerdo que han rubricado Bosch y Volkswagen pretende construir una cadena de suministro completa para “la movilidad eléctrica hecha en Europa”. De esta forma, se podría reducir la dependencia de los mercados asiáticos y combatir la actual crisis de microchips y semiconductores.


protocolo wltpLos planes del acuerdo son ambiciosos y es que se espera que para 2030, se cuente con hasta seis plantas de fabricación de baterías en Europa. Aunque las primeras plantas en abrir serán las de Alemania y Suecia, es importante vigilar de cerca lo que sucederá en España.


Algunas fuentes aseguran que la planta que el Grupo Volkswagen tiene en Martorell, Barcelona, se convertirá en una fábrica de baterías para coches eléctricos, pero no será la única. En marzo de este mismo año, comenzarán las obras de una nueva fábrica de baterías para coches eléctricos en Badajoz, que pertenecerá a Phi4Tec. A partir de 2023, España empezará a subir sus apuestas por este tipo de industria y todo apunta a que será una gran baza para el auge de Europa en la lucha por la hegemonía en la fabricación de estos componentes.

Herbert Diess, CEO del Grupo Volkswagen, ha apuntado que la división de baterías del grupo generará 20.000 millones de euros a finales de 2030.