Poner a punto tu coche tras el confinamiento

Si durante estos días has tenido que alejarte de la carretera debido al estado de alarma y el confinamiento es probable que tu coche necesite una puesta a punto antes de volver a rugir como lo hacía antes.

Hoy te vamos a explicar qué es lo que debes hacer para devolverle la sonrisa a tu coche y reconquistar la carretera.

Arrancar de nuevo

Si no le has dedicado algo de tiempo durante estos meses, puede que la batería esté agotada y cueste más poner el coche en marcha ya que no sea capaz de arrancar, lo ideal hubiera sido arrancar el coche cada semana o haber desconectado la batería. Ahora, lo más recomendable es hacer este primer arranque con el embrague pisado a fondo, para que el motor no se vea forzado a realizar ese esfuerzo extra que supone mover los engranajes de la caja de cambios.

Si has conseguido arrancar el coche déjalo arrancado durante al menos 20 minutos, mientras continúas realizando la puesta a punto. Así te aseguras de que el coche vuelve a generar energía para ponerse en marcha sin problemas, además, harás que circule el aceite, coja temperatura el motor y se pongan a punto los sistemas hidráulicos.

Si no has tenido la suerte de poder arrancar el coche… te tocará pedir a alguien que te eche una mano con las clásicas pinzas para la batería o puedes optar por comprar una batería nueva. En cualquier caso, cuando consigas arrancar, continúa con el proceso como te lo contamos, así no tendrás dudas de que todo está en perfectas condiciones.

Te puede interesar:

Revisa los indicadores

Comprueba los niveles de aceite, el depósito de gasolina y el resto de pilotos que te informan sobre el estado del coche. Aquí es importante también, que revises el estado de los neumáticos, es muy probable que hayan perdido presión, en los casos más extremos llegan a perder la forma si el peso del coche no se ha movido durante largo tiempo. Así que comprueba su estado por si necesitan un cambio.

En cualquier caso, la primera parada que harás, por si no lo habías adivinado, debe ser en una gasolinera. Aprovecha para repostar gasolina y poner a punto la presión de los neumáticos. La mejor idea es llenar el depósito, ya que si el coche va a estar parado, la gasolina tenderá a evaporarse, y cuanto menos espacio dejemos en el depósito (es decir, más lleno esté) menos gasolina podrá evaporarse.

puesta en marcha coche

Lavado de cara

Seguro que tu coche te agradece un baño después de tanto tiempo, además, por seguridad es importante que tengas la máxima visibilidad a través de los cristales y espejos. Te avisamos de que los excrementos de aves o resina de los árboles pueden ser muy dañinos para la pintura del coche, así que presta atención para no dejar que se acumulen y dejen marcas.

Por dentro también es necesario dar una limpieza, así evitarás que se acumule suciedad en el coche y en los dispositivos, que podría hacer que dejen de funcionar.

Acciona los elementos electrónicos como el aire acondicionados, las ventanillas eléctricas, los retrovisores eléctricos e incluso los asientos si lo son, ¡todo lo que se te ocurra! Así comprobarás que no va a ocurrir ningún fallo inesperado y que no hay suciedad acumulada en estos mecanismos.

Si por algún motivo vas a tener que volver a dejar el coche parado, lo ideal sería taparlo con una lona, y aproximadamente una vez a la semana hacer una revisión de este estilo, dejando siempre el coche en marcha al menos 20 minutos como te hemos comentado.

 

¡Ya estás listo para conducir! Siguiendo estos consejos conseguirás que tu vuelta a la carretera vaya sobre ruedas. Si lo que necesitas es un coche de buena mano para dominar las curvas puede encontrarlo en Clicars.