Claves para una postura de conducción correcta

Tener un coche cómodo es uno de los principales requisitos que todos los conductores queremos. Pero, a veces, se nos olvida que no es suficiente con eso porque, si nosotros no adoptamos la posición correcta para conducir, la comodidad de nuestro vehículo seguirá siendo nula.

¿Sabes qué tienes que hacer para conseguirla? Pues ¡sigue leyendo! Ya sabes que en Clicars siempre estamos pensando en tu bienestar así que… ¡listos para salir a rodar!

¿Cuál es la posición correcta para conducir?

Lo primero que debes saber es que cada persona, al conducir un vehículo, debe adaptarlo a su posición. No todos somos iguales y, por ello, lo que a uno le puede servir, al siguiente no. Una posición correcta para conducir proporciona más seguridad, ya que nos permite controlar todos los puntos de nuestro vehículo sin variar nuestra posición y, en el caso de sufrir cualquier imprevisto, nuestra reacción será más rápida y certera.

Así que, vayamos por partes:

La distancia a los pedales

Lo primero que hay que hacer es regular la distancia que necesitamos del asiento a los pedales.

Debemos ir cómodos. Sin tener las piernas completamente estiradas o, por el contrario, estar tan encima de los propios pedales que no tengamos margen de movimientos.

Posición correcta para conducir

La altura del asiento

Regular la altura de nuestro asiento también es un paso fundamental. De este modo, evitaremos que las piernas queden apretadas o demasiado cerca del volante, lo que podría ocasionarnos graves problemas.

Se recomienda conducir con el asiento lo más bajo posible, para ganar más estabilidad en la conducción.

La inclinación del respaldo

Estamos conduciendo… por lo que no hay que ir recostado, pero tampoco tirado completamente adelante. Lo ideal para conseguir una posición correcta al conducir, es ir con la espalda bien apoyada y que, al extender los brazos, las muñecas se puedan apoyar en la parte superior del volante. Por lo tanto, los brazos quedan ligeramente flexionados.

El reposacabezas: tu gran aliado

Siempre olvidamos, o le quitamos importancia, al reposacabezas. Y, realmente, es un elemento fundamental que, además, nos puede prevenir de sufrir lesiones importantes. En caso de accidente, puede reducir los daños.

Su posición correcta es en la que coinciden la parte superior con la altura de los ojos.

Los espejos

Los retrovisores exteriores y el interior son claves y fundamentales para conseguir una posición correcta al conducir. Además, imprescindibles para evitar accidentes.

Siempre, sin excepción, hay que regular los ángulos de los retrovisores hasta encontrar los puntos óptimos de seguridad, visibilidad y comodidad.

El retrovisor interior debe quedar centrado con la luneta trasera. Así, se reforzará la posición correcta para conducir y no será necesario moverse para obtener más visibilidad.

Con los retrovisores exteriores bien colocados, evitaremos ángulos muertos y podremos tener visión de la parte trasera del coche.

El cinturón de seguridad

El cinturón de seguridad forma parte de la seguridad pasiva. Y es que su utilidad es tal, que salva vidas continuamente.

Una vez hayas colocado todos los elementos del vehículo para conseguir comodidad y, así, aumentar tu seguridad, ponte el cinturón. Y haz que todos aquellos que vayan en el coche contigo se lo pongan también. Con un solo clic se pueden salvar muchas vidas. Así que ¡úsalo y disfruta de la carretera!