Cómo evitar que te roben el coche

Nuestro coche es mucho más que un simple chasis con motor y ruedas. El apego sentimental y emocional que tenemos hacia él, o simplemente por ser de nuestra propiedad, hace que sea un lugar seguro para nosotros. Y con seguro nos referimos a esa sensación de “estar en casa” y donde la intrusión de cualquier ladrón podría significar un verdadero quebradero de cabeza.

Nuestro vehículo es nuestro espacio y no queremos que nadie se meta en él por la fuerza, así que desde Clicars vamos a darte unos consejos para evitar el robo de tu coche o su contenido.
¡Adelante, arrancamos motores!

Sé cuidadoso

Estar en el listado de los coches más robados de España puede llegar a evitarse si llevamos a cabo los consejos que, a continuación, os vamos a dar.

Y, como no podía ser de otro modo, el primero es ser muy cuidadoso con lo que hacemos.
Muchas veces, debido al ritmo de vida que llevamos y al estrés, dejamos de ser precavidos en aspectos fundamentales, como es la seguridad. Así que lo primero que debemos hacer, para evitar el robo del coche, es prestar atención a lo que hacemos y no actuar por inercia.

Por ejemplo, asegúrate de no dejar las llaves puestas en la puerta. También debes comprobar que has cerrado debidamente todas las puertas y ventanas y que, por supuesto, el maletero no se ha quedado abierto.

No dejes, evidentemente, las llaves puestas en el contacto si tú no estás en el coche. Aunque parecen de sentido común, la rutina, en ocasiones, nos hace ser un poco incautos. Así que, ¡ya lo sabes! Presta atención.

Precaución con el mando inteligente

Las nuevas tecnologías son maravillosas y facilitan, enormemente, la conducción. De eso, no cabe la menor duda.

Pero a la par que nace una nueva tecnología, los cacos inventan un sistema de vulnerarlo para poder robar el coche. Es el caso, por ejemplo, del mando inteligente. Aunque nosotros apretemos el botón de cerrado, es importante comprobar que ha sido así, porque los ladrones cuentan con rastreadores de frecuencia e inhibidores que les permiten bloquear el cierre de las puertas y, por lo tanto, tener un acceso mucho más fácil, rápido y menos llamativo a nuestro vehículo.

evitar robo coche

No dejes nada a la vista

Puede que esta frase la hayas escuchado toda la vida de boca de tus padres o abuelos, pero ¡cuánta razón tienen!

Lo primero que hacen los ladrones antes de robar un coche es mirar qué hay en el interior. Si dejas los móviles, gafas, gps, monederos, carteras… sin lugar a dudas, estarás sirviendo en bandeja tu coche a los ladrones.

Pero si, por el contrario, no dejas nada que pueda interesarles, seguramente preferirán evitarse el esfuerzo de abrir el coche para no sacar beneficio ninguno.

Cuidado dónde aparcas

Sobra decir que, si tienes plaza de parking, dejes que tu coche duerma en ella siempre. Pero, en el caso de no tenerla, analiza bien la zona en la que vas a aparcarlo.

Intenta evitar calles poco transitadas, oscuras o que no tengan una buena visibilidad. Es el lugar ideal para que puedan tomarse su tiempo en robar un coche sin que nadie les moleste.