¿Tienes o quieres un coche de gasolina? Si la respuesta es afirmativa, debes tener en cuenta que el filtro de gasolina es un elemento muy importante para el buen funcionamiento de tu coche. Antes de nada, vamos a conocer qué es el filtro de gasolina y cómo funciona. De esta forma, podrás evitar posibles averías.

El filtro de gasolina tiene una función muy importante para el motor y pasa por la filtración del combustible para evitar que lleguen al motor las impurezas que puede contener el combustible o incluso el propio depósito. Por tanto, el filtro de gasolina se encarga de retener las impurezas con el objetivo de conservar el motor y evitar posibles averías.

¿Dónde está el filtro de la gasolina?

Ahora que ya conoces el funcionamiento del filtro de la gasolina, debes saber dónde está el filtro de gasolina en tu coche. Por norma general, este filtro es bastante pequeño y está colocado en el interior de una carcasa de plástico o de metal si se trata de un modelo de altas prestaciones.

A diferencia de otros elementos del motor, el filtro de gasolina puede variar su ubicación, únicamente por preferencias del fabricante en cuestión. Puedes encontrar el filtro de gasolina o bien en los bajos del coche, en el vano motor e incluso en el interior del depósito de combustible. Si te puede la curiosidad, siempre puedes conocer su situación mediante el manual de usuario de tu coche.

Filtro de gasolina: mantenimiento

El filtro de gasolina más que un mantenimiento como tal, necesita que se cumplan los plazos de sustitución. Es un elemento muy asequible y que merece la pena cambiarlo. Cambiar el filtro de gasolina según la pauta indicada por el fabricante provocará:

  • Aumento de la vida útil del motor.
  • Combustión eficiente.
  • Rendimiento óptimo.
  • Reducción de emisiones contaminantes.

Como hemos comentado, la pauta de sustitución vendrá dada por el fabricante, aunque por norma general, el filtro de gasolina se debe sustituir cada cuatro años o 60.000 kilómetros.

Averías del filtro de gasolina, ¿cómo percibirlas?

Si por cualquier motivo has perdido la noción del tiempo y no sabes en qué momento se ha cambiado el filtro de gasolina, podrás saber que es momento de cambiarlo cuando notes en el coche una serie de indicios que pueden desembocar en averías graves.

  • El coche no arranca bien.
  • Temblores a ralentí.
  • Pérdida notable de potencia.
  • Aumento del consumo de gasolina.

Todos estos escenarios te harán saber que el filtro de gasolina se debe cambiar. Por tanto, es importante que tengas esta información para que si vas a cambiar de coche y vas a apostar por un coche de gasolina de segunda mano lo tengas en cuenta. Además, en Clicars tenemos más de 2.000 coches completamente revisados para ti. ¿Puedes elegir solo uno?