Seguridad para los más peques: Sillitas ISOFIX

Con la llegada de Septiembre y la vuelta al cole montamos más a los peques en nuestros coches y queremos que sea lo más seguro posible, para algunos es la primera vez y nos asalta la duda: ¿Qué es el sistema ISOFIX y cómo se usa?

El sistema ISOFIX se ha impuesto en los últimos años en la mayoría de coches como estándar para anclar las sillas de los más peques de la casa de la forma más segura.

Está demostrado que es increíblemente segura debido a la conexión sólida que ofrece entre la sillita y el chasis de tu coche. Además, es tan fácil de instalar que en la mayoría de las ocasiones se hace correctamente, al contrario de lo que ocurre con el sistema del cinturón de seguridad.

En los últimos 10 años la mayoría de los vehículos fabricados disponen de este sistema. Este viene etiquetado normalmente con el nombre del sistema.Las sillitas con sistema ISOFIX dispone de dos enganches metálicos rígidos que se conecta al chasis del coche.

Por otro lado, para dar más seguridad puede disponer de un tercer enganche llamado Top Tether que sujeta la parte superior del respaldo de la sillita. También podemos encontrar otras sillas que llevan una pata como apoyo que queda fijada a la plancha del suelo del vehículo.

A la hora de comprar nuestra silla ISOFIX debemos fijarnos en que la talla sea la que necesitamos para el más peque de la casa. También debemos fijarnos en que cumpla la última norma de seguridad, que es siempre la más segura.

Montar una silla ISOFIX es tan sencillo como ajustar el anclaje al tamaño necesario y empujarlo hacia el anclaje hasta que haga click. A continuación montamos el Top Tether si disponemos de él.

Una vez montada la sillita ya sólo debemos regular el reposacabezas a la altura del niño y asegurar que utilizamos correctamente los arneses y sistemas de seguridad que incorpore nuestro sillín.

No te olvides de estar al día acerca de la normativa de seguridad para la sillita del coche, aquí te contamos todo lo que necesitas saber.