Manual o automático, ¿qué opción elijo para mi coche?

El momento de la compra de un coche es un momento fascinante. La ilusión, las ganas… todas esas sensaciones son geniales. Pero también tiene su parte complicada y es que, para escoger nuestro coche perfecto, son muchísimas las cosas que hemos de tener en cuenta. Marca, modelo, color, tecnología, seguridad, extras… y, por supuesto, el tipo de caja de cambio.

Y en ese punto es cuando surge la duda fundamental… ¿Qué es mejor, un coche manual o automático?

En este artículo te presentamos las ventajas e inconvenientes de cada tipo de transmisión, para que puedas tomar la mejor decisión en base a tus necesidades. Ya sabes que en Clicars, ¡estamos para ayudarte! Así que, sigue leyendo. ¡Has aparcado en el sitio perfecto!

Cambio manual

Ventajas:

Existen muchas razones para decantarse por los coches manuales.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que son vehículos más económicos que los automáticos. La tecnología que se utiliza es más básica, por lo que el coste en fábrica es menor y, de este modo, la diferencia de precio se repercute en el consumidor final.

Hay quien dice que es la mejor forma de conducir, como más se “siente” y disfruta del vehículo… y en parte, es cierto. El cambio manual proporciona un mayor control a la hora de conducir, el conductor es quién decide cuando cambiar de marchas, si alargarlas o acortarlas y, en definitiva, darle al motor lo que necesita justo en el momento en el que lo necesita.

Un punto para destacar, aunque puede resultar una opinión menos objetiva, es que la conducción es mucho más divertida. Si te apasiona conducir, sentir la carretera y escuchar a tu coche, el cambio manual es tu mejor opción.

Por último, es imprescindible recordar que los coches manuales son esenciales para los conductores noveles. Es la mejor manera de que aprendan a conducir y se familiaricen con el control del coche.

Coches manuales

Desventajas:

Hay quien opina que los coches manuales son más incómodos que los coches automáticos. Hay que estar continuamente pendiente del sonido del motor y su necesidad de cambio de marcha y que, por lo tanto, distraen la atención de la carretera.

Otra de sus principales desventajas, es que son mucho más propensos a sufrir averías, quizás por su mal uso al compaginarlo con el embrague.

Cambio automático

Ventajas:

Las principales ventajas de los coches automáticos es que son mucho más fáciles de conducir. Con el freno y el acelerador se circula, y no hay un tercer pedal. Además, las marchas cambian solas cuando el motor lo precisa. Tampoco hay que estar pendiente de cambiar de marcha, por lo que las manos pueden estar fijas en el volante.

También proporción más seguridad en la carretera, ya que cuentan con mucha más tecnología avanzada.

Pese a que su precio es superior al de los manuales, en Europa cada vez son más solicitados los coches automáticos y, por ello, los precios están descendiendo significativamente.

Desventajas:

Por mucha practicidad que aporten, las sensaciones no son las mismas. No se perciben igual las necesidades del coche ni los requisitos de la carretera.

Otra de sus desventajas es que los coches automáticos suelen consumir más y que, pese a que las averías suelen ser menos frecuentes, cuando las hay son más costosas.