La compra de un coche eléctrico está respaldada por muchos factores, pero uno de los más importantes es su mantenimiento, sin olvidarnos de su habitabilidad o su cuidado por el medio ambiente. Sin embargo, es fundamental conocer cuál es el mantenimiento de un coche eléctrico.

Hace algunos días te mostramos las ventajas de los coches eléctricos. Ahora ya sabes que este tipo de vehículos son respetuosos con el medio ambiente, son muy silenciosos y ofrecen una muy buena habitabilidad, pero no nos tenemos que olvidar de que están exentos de abonar el impuesto de matriculación y tienen bonificaciones en las zonas de estacionamiento regulado. No obstante, ¿qué pasa con su mantenimiento?

Antes de entrar en materia, debes saber que el mantenimiento de un coche eléctrico es bastante reducido. Esto se debe a que, a diferencia de un coche con motor de combustión, no equipa elementos que pueden reducir, notablemente, la vida útil del tren motriz como son las piezas con fricción y las que están sometidas a altas temperaturas.

Realizar los mantenimientos también nos ayudará a que nuestro coche se deprecie menos y aumente el valor del mismo.

Mantenimiento de un coche eléctrico, ¿qué debes tener en cuenta?

Es importante que tengas en cuenta la importancia de realizar a tu coche eléctrico sus mantenimientos periódicos. No debes olvidar que, aunque sean más asequibles, son fundamentales para alargar la vida útil de los coches eléctricos.

Por ejemplo, los coches eléctricos no equipan filtro de aire ni de combustible. Así mismo tampoco hay que realizarles cambios de aceite, bujías, calentadores, embrague, correas de distribución o incluso tubos de escape.

Así mismo, existen numerosos elementos que sí que comparten los coches de combustión con los eléctricos. Estos son los elementos que se deben revisar en el mantenimiento de un coche eléctrico:

  • Neumáticos.
  • Filtro del habitáculo.
  • Amortiguadores / Suspensión.
  • Aislamiento.
  • Dirección / líquido de dirección.
  • Limpiaparabrisas.
  • Sistema de frenada / líquido de frenos.
  • Estado de la batería.
  • Refrigerante.

Según algunos fabricantes de coches eléctricos, el mantenimiento de un coche eléctrico es hasta un 20% más barato que el de un coche con motor térmico. Cabe mencionar que los coches eléctricos, aunque ahora son bastante nuevos, deberán tener un plan de mantenimiento propio con herramientas específicas y mano de obra especializada que se encargue de revisar las conexiones eléctricas.

En clicars, puedes encontrar coches eléctricos de segunda mano asequibles. Además, con la certificación de 250 puntos que realizamos en todos nuestros coches te aseguras tranquilidad desde el primer kilómetro.