Ponte en situación, te subes al coche por la mañana para ir a trabajar y, de repente, el coche no arranca y tienes que arrancarlo con pinzas. No te queda más remedio que cambiar la batería, pero, ¿qué batería comprar para el coche?

Debes saber que para evitar que esto te pase, debes cambiar la batería del coche cada siete años, pero antes de gastarte el dinero, es recomendable comprobarla anualmente para poder detectar un posible fallo en una fase temprana. Todas las baterías para turismos tienen una tensión de 12V y están fabricadas con plomo bajo el mismo principio químico, aunque se pueden distinguir tres variantes; la húmeda convencional, la EFB y la AGM.

Qué tipos de batería se pueden comprar para el coche

Batería húmeda convencional 

Dentro de las baterías húmedas se pueden encontrar las de plomo y antimonio. Suelen necesitar mantenimiento ya que pierden agua con el paso del tiempo y hay que rellenarlas con agua destinada cada cierto tiempo. También se pueden encontrar las de plomo-antimonio con plomo-calcio. Resisten menos a los ciclos y su vida útil es más corta. El rendimiento en arranque es superior y no necesitan mantenimiento. El tercer tipo son las baterías de plomo-calcio que han sido las estándar en mucho tiempo. Son menos propensas a los gases, pero menos resistentes a los ciclos y aún se utilizan en modelos sin sistema start&stop. El cuarto tipo son las de plomo-calcio más aleación de plomo-plata. Estas necesitan una tensión de carga más alta.

 Debes saber que, si tienes un coche sin sistema start&stop y la batería es antigua, lleva una batería húmeda convencional y puedes sustituirla por una húmeda sin dudarlo.

 Batería EFB (enhanced flooded battery)

 Su nombre significa batería húmeda mejorada y también se las conoce como AFB y ECM y podemos decir que se trata de una batería intermedia entre una húmeda y una AGM. Tienen como objetivo sustituir a las convencionales y es la ideal para coches con sistemas start&stop. Son las habituales en coches pequeños y medianos. Son más estables y absorben la carga más rápidamente que las húmedas convencionales. Si tu coche tiene una batería de este tipo, se tiene que sustituir por una del mismo tipo.

 Batería AGM

 Significa esfera de vidrio absorbente y es una batería de plomo-ácido. Si de fábrica lleva una batería AGM, se debe sustituir por una batería del mismo tipo. Son hasta tres veces más estables que las húmedas convencionales. Debes saber que a la hora de cambiar la batería no debes escatimar ya que puede ser que no adquieras la batería adecuada.