En Clicars, la primera empresa española 100% digital, líder en la venta de coches seminuevos y de segunda mano, estamos comprometidos a favor de la reducción de la contaminación por residuos plásticos, convirtiéndonos en una de las primeras compañías del sector de la automoción que neutralizamos nuestra huella de plástico generada durante el último año. La medición de la huella de plástico se ha realizado a través de Gravity Wave, empresa especializada en la limpieza de plástico del mar Mediterráneo y en involucrar a empresas, entidades y particulares en la compensación y reducción de su huella de plástico. 

“Desde que creamos Clicars siempre tuvimos muy claro que queríamos devolver a la sociedad parte de lo que nos había dado, por eso, nos comprometimos a una gestión ética y responsable de la empresa con el medio ambiente” analiza Pablo Fernández, cofundador y CEO de Clicars. “Por ello, desde Clicars queremos mostrar en esta ocasión nuestro compromiso con el medioambiente, ayudando a reducir el impacto que suponen las millones de toneladas de plástico que cada año acaban contaminando nuestros mares y océanos”.

En las últimas semanas, en Clicars hemos estado midiendo nuestra huella de plástico (la cantidad de plástico residual que genera de media cada año nuestra actividad) y, tras la obtención de los resultados, pondremos en marcha un plan estratégico con una serie de acciones necesarias para compensar esta huella de plástico y convertirnos en una empresa con certificación “Plastic Neutral”. Estas actividades consistirán principalmente en jornadas de voluntariado con los empleados para la limpieza de plásticos de ríos de la Comunidad de Madrid; mayor refuerzo e implicación de los trabajadores en las políticas de reciclaje en las instalaciones de la compañía; inversión en mobiliario y material de oficina fabricado con plástico reciclado y compensación económica a pescadores tradicionales por cada kilo de basura marina recogida en el mar Mediterráneo. 

Y es que el plástico se ha convertido ya en el residuo más abundante que hay en el mar. Cada año, más de ocho millones de toneladas de plástico acaban en el mar, el equivalente a un camión de basura cada minuto, una cantidad que podría crecer hasta los 17,5 millones de toneladas anuales en 2025. Incluso el Foro Económico Mundial vaticina que en 2050 podríamos tener más toneladas de plástico que de peces en los océanos. 

“De todas las toneladas anuales de plástico que tiramos en todo el mundo, solo se llega a reciclar un 9%, lo que significa que el resto termina acumulado en vertederos, mares y océanos”, explica Carlos Rivera, CEO y cofundador de Clicars. “Por eso, desde Clicars queremos apostar firmemente por esta iniciativa a favor del medioambiente y empezar a aportar nuestro granito de arena de forma progresiva, involucrando en este reto a todos los empleados de Clicars”.

Este compromiso de Clicars por reducir nuestro impacto medioambiental va un paso más allá y nos hemos enfocado de un modo integral y continuo. Por ello, la trabajaremos el próximo año para reducir en un 25% el uso de residuos plásticos, y neutralizar el resto, además de disminuir nuestra huella de carbono.

Arrancamos la iniciativa tras el triple récord conseguido por Pablo Fernández, CEO y cofundador de Clicars en aguas de Florida 

El emprendedor español Pablo Fernández, cofundador y CEO de Clicars, ha logrado una vez más el récord Guinness tras 26h 38min nadando sin descanso. Acaba de superar un Récord Guinness que lleva imbatido 15 añosla mayor distancia de la historia nadada en el Océano en solitario y sin parar (225km). Ha conseguido superar esta marca en 24h, la mitad del tiempo que le llevó aanterior nadador que lo ostentaba, el croata Veljko Rogosic que nadó a través del Mar Adriático en agosto de 2006 desde Grado a Riccione (Italia) y que le llevó 50h10m.Además, ha instaurado un nuevo Récord Guinness que sitúa la distancia en 250km y 26h 38min. 

Asimismo, durante el desarrollo de este reto ha logrado otros dos Récord Guinness. Por un lado, la distancia más larga nadada en 24h en aguas abiertas y, por otro,  mejorar en una hora y cuarto la marca (11h08min) que ostentaba él mismo desde 2019 (12h21min) de los 100km más rápidos en aguas abiertas. De hecho, hasta el día de hoy, solo 10 personas en la historia habían nadado más de 100 kilómetros en solitario en aguas abiertas, pero nadie lo había hecho tan rápido como Pablo, que ha superado en varias horas el récord establecido hace 40 años por Diana Nyad en 1979.

Asimismo, el nadador ha convertido cada brazada en un gesto por el planeta, se compromete a contribuir a la recogida de una tonelada de plástico del mar por cada uno de los kilómetros recorridos: 250km. Para ello, se están captando fondos a través de la plataforma sostenible que él mismo ha fundado, Oceans.club, y a través de un clic cualquiera puede retirar plástico del Océanos y zonas costeras. Concretamente, ya son más de 55.000 € los que han sido donados para esta causa.

¡Bravo Pablo!