Si has llegado hasta aquí, posiblemente estés pensando en cambiar de coche y dar el salto a un coche más moderno o a cualquier modelo con etiqueta medioambiental ECO de la Dirección General de Tráfico. No te preocupes si estás acostumbrado a conducir coches manuales, porque hoy te vamos a contar, con todo lujo de detalles, qué es un coche automático, cómo se conduce y, por supuesto, cómo entender el funcionamiento de un coche automático. ¿Estás preparado?

Antes de entrar en faena, vamos a conocer lo que es un coche automático. Es un vehículo exactamente igual que uno con cambio manual, salvo por una peculiaridad. Su caja de cambios es automática y no tiene pedal de embrague. Esta característica hace posible que se pueda cambiar de marcha y/o velocidad sin pisar el pedal del embrague e introducir la marcha. 

En este tipo de vehículos, es el propio coche quien elige la marcha adecuada para satisfacer las necesidades del motor en cada momento. Solo tendrás que cambiar de marcha a la hora de emprender la marcha, cuando necesites dar marcha atrás y cuando vayas a aparcar. Ahora que ya sabes qué es un coche automático, vamos a conocer el siguiente paso. 

Cómo conducir un coche automático

Es posible que tengas muchas dudas ante el cambio a un coche automático pero tenemos que decirte que puedes estar tranquilo. Es muy sencillo y solo necesitarás cambiar el chip ya que el pie izquierdo no tendrá que pisar el pedal del embrague. 

Una vez dentro del coche automático verás que en la nueva palanca de cambios o en el selector de marchas hay una P, en ese momento tendrás que quitar el freno de mano que suele ser en forma de botón y girar o mover la palanca hacia la D que suele traducirse como Drive o Directa. Ahora, tendrás que levantar el pie del pedal del freno de forma suave y notarás como tu nuevo coche se empezará a mover. 

Para evitar utilizar el pie izquierdo y llevarte un susto, puedes colocarlo en el reposapiés situado junto a la puerta del conductor. Existen algunos trucos que suelen ser muy útiles como son flexionar la pierna y el pie para colocarlo casi debajo del asiento o incluso descalzarse del pie izquierdo para no tener la “necesidad” de pisar el supuesto “embrague” que en este coche ya no existe. Como ves, es muy sencillo. Imagínate conducir en un atasco sin tener que estar embragando y desembragando cada minuto. 

marchas de un coche automatico

Coche automático, ¿cuáles son sus marchas?

Antes de empezar a conocer las marchas de un coche automático, queremos recordarte que antes de empezar a conducir debes regular bien la posición del volante y el asiento y conocer cuales son las posiciones del selector o palanca de cambios. Estas son las marchas de una caja de cambios automática: 

  • P: se corresponde con Parking o aparcamiento. Por motivos de seguridad, en algunos modelos, la P se activa y se desactiva pulsando un botón y, a menudo, se debe pisar el freno para pasar de P a una marcha. 
  • N: se corresponde con el punto muerto o neutro. 
  • D: se corresponde con directa o Drive y es la posición más utilizada ya que es la única que permite avanzar hacia delante. En los modelos más potentes, se puede ver una S de Sport para que el modelo ofrezca todo su rendimiento. Esto se suele combinar con levas en el volante. También se puede ver una W para superficies deslizantes. 
  • R: se corresponde con marcha atrás o reversa. 

¿A que ya no te parece tan complicado pasar de un coche manual a un coche automático? En Clicars tenemos una gran selección de coches automáticos de segunda mano para que puedas elegir el modelo que más se ajuste a tus necesidades. Recuerda que puedes venir a ver el coche que quieras y quedarte tranquilo ante el cambio a un coche automático. Te aseguramos que empezarás a disfrutar de tus trayectos y llegarás a tus destinos mucho más tranquilo. ¿Lo comprobamos?