Los coches eléctricos están llegando a nuestras calles y cada vez son más los fabricantes que están aumentando sus gamas con vehículos con cero emisiones pero el precio de la electricidad no deja de aumentar. ¿Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico? Si estás pensando en cambiar tu coche por un coche eléctrico de buena mano estás en el lugar correcto.

Cada vez es mucho más sencillo conducir un coche eléctrico y es que con el aumento de la autonomía y la implantación de nuevas estaciones de carga, la ansiedad de los conductores se está reduciendo notablemente. Ahora, la preocupación principal pasa por el precio de las cargas. La nueva tarifa eléctrica está haciendo mella en muchos hogares españoles por lo que vamos a analizar cuánto cuesta cargar un coche eléctrico tanto en un punto de carga público como en uno doméstico.

Además, con la subida del precio de la luz, el coste de cargar un coche eléctrico se vuelve una preocupación más a la hora de pensar en comprar nuestro nuevo coche eléctrico. Así que… vamos a resolver todas tus dudas sobre cuánto cuesta cargar uno de estos coches.

Cargar un coche eléctrico en casa, ¿cuánto cuesta?

 

Si resides en una vivienda unifamiliar, podrás cargar tu coche eléctrico sin hacer prácticamente nada. Lo ideal es que consultes las tarifas de electricidad por si tuvieras que variar la potencia contratada. Recuerda que, hasta el próximo mes de mayo de 2022, se podrá hacer hasta dos cambios de potencia de forma gratuita.

La potencia contratada puede variar según el número y potencia de electrodomésticos que se tengan en el domicilio. Lo habitual es tener 3,45 kW y 15 A pero si vas a comprarte un coche eléctrico, lo ideal es que modifiques el contrato y optes por una potencia de unos 7 kW y 35 A.

consumo cargar coche electrico

 

 

 

 

 

¡Vamos al lío! Si conduces un coche eléctrico con una batería de unos 40 kWh, calcularemos el coste de la carga haciéndonos eco del valor de referencia del precio voluntario para el pequeño consumidor que se puede consultar en el Portal de Transparencia de la Red Eléctrica Española.

La nueva tarifa eléctrica de acceso 2.0TD tiene tres franjas horarias para el consumo denominadas punta, llano y valle. Lo ideal es que si tienes o quieres un coche eléctrico o un híbrido enchufable lo cargues por la noche. Si cogemos como referencia el precio más bajo que puede ser 0,112 euros/kWh y le sumamos los impuestos, quedaría unos 0,14 euros/kWh.

Ahora bien, si necesitamos cargar la mitad de la batería tendríamos que cargar unos 20 kWh lo que serían unas seis horas a 3,45 kW o menos de cuatro horas a 6,9 kW. Se traduce en un gasto de unos tres euros al día, que mensualmente serían unos 86 euros. A este importe, se le tendría que añadir el precio de la potencia contratada.

Si no resides en una vivienda unifamiliar, se tendrá que solicitar permiso a la comunidad de propietarios para instalar un wallbox en el garaje comunitario.

Cargar un coche eléctrico fuera de casa, ¿cuánto cuesta?

Las recargas fuera de casa suelen tener un precio medio que se establece en unos 0,50 euros/kWh aunque el precio puede variar según la compañía energética. Esto supondría un coste de unos 20 euros si necesitamos recargar 40 kWh. Cabe destacar que además de las electrolineras, Tesla ha creado los Supercargadores que tienen una tarifa de 0,31 euros/kWh, por lo que recargar 40 kWh supondría un coste de 12,40 euros. No todo va a ser bueno, solo pueden utilizarlos los propietarios de Tesla.

Ionity, por su parte, tiene una tarifa de 0,79 euros/kWh pero solo se aplicará a los usuarios que no tengan un acuerdo de suministro con alguna de las compañías de la alianza. El coste de una recarga de 40 kWh costaría unos 32 euros.

Tipos de carga para coches eléctricos

Al igual que existen múltiples opciones para la elección de la estación de carga, la industria ha desarrollado diferentes tipos de carga. Podemos encontrar la carga lenta que suele ser la que se tiene en los hogares, la semi-rápida que suele comprenderse entre los 7,2 y los 22 kW y la carga rápida que oscila entre los 40 y los 150 kW. Esto se traduce en que un coche eléctrico puede recargarse completamente en unos 30 minutos.