El impuesto de CO2 al automóvil, de momento, solo estará vigente en Cataluña, pero, ¿en qué consiste y cuánto pagarás por tu coche? Si resides en Cataluña y tienes un coche a tu nombre desde 2021, deberás abonar el impuesto de contaminación de vehículos.

El impuesto sobre las emisiones de dióxido de carbono de los vehículos de tracción mecánica fue aprobado por el Govern de Cataluña en 2019. Ahora, en 2022, se está avanzando para que los residentes en Cataluña conozcan el importe que deberán abonar.

Además, el gobierno catalán ha anunciado que las tasas del ejercicio 2020 se mantendrán un año más. Los conductores catalanes podrán consultar el padrón provisional.

¿Quién debe abonar el impuesto de CO2?

Deberán abonar el impuesto de CO2 los vehículos registrados en Cataluña hasta nueve plazas, motocicletas y vehículos comerciales hasta 3,5 toneladas con unas emisiones que superen los 120 g/km y 160 g/km para furgonetas.

Como en todas las normativas, siempre hay excepciones y están exentos de esta tasa los autocares, los ciclomotores, los coches oficiales, las ambulancias, los coches históricos, los coches clásicos y los vehículos adaptados.

El pasado mes de septiembre, el gobierno catalán anunció el padrón definitivo y estableció un periodo de cobro del impuesto durante el mes de noviembre. Si los conductores optaban por domiciliar el pago, podrían acceder a una bonificación del 2%.

Si estás pensando en comprarte un coche, puedes consultar lo que te correspondería abonar el próximo año a través de la calculadora online que ha desarrollado Fecavem, la Patronal Catalana de la Distribución de Automoción. Es importante destacar que, durante el pasado año, el impuesto estaba comprendido entre los tres y los 300 euros.

Recuerda que esta tasa también la deben abonar los coches de segunda mano por lo que puedes entrar en Clicars y buscar un coche con menos de 120 g/km de CO2 y evitar así el pago del impuesto de CO2.