Las cadenas de tela son una de las alternativas para circular con tu coche sobre la nieve. Son una alternativa más barata a las cadenas metálicas tradicionales. 

Hoy te contamos en Clicars cómo poner las cadenas de tela, paso a paso.

Las cadenas de tela son más fáciles de colocar, aunque son menos efectivas que las cadenas metálicas. En este otro post, te contamos cuáles son sus diferencias.

cadenas para el coche

Las cadenas de tela o textiles también se llaman de piel de foca. Donde mejor se comportan es con mucha nieve, aunque es fácil que se deterioren por el material del que están hechas. 

Pon las cadenas de tu coche, paso a paso

  1. Primero, asegúrate de que son de la medida adecuada. Que se adaptan perfectamente a tu neumático en cuanto al tamaño
  2. Si no cumples con este paso inicial, es posible que tengas problemas con el rendimiento de las mismas y que se desajusten sobre la marcha
  3. Despliega las fundas y colócalas sobre las ruedas. Empieza por la parte superior. Es como si estuvieras poniéndote una prenda de ropa: un calcetín, por ejemplo. Después, ajústalas en los costados para que queden firmes
  4. La banda exterior debe quedar perfectamente alineada con la banda de rodadura, que será la que esté en contacto con el suelo
  5. Para asegurarte de que quedan perfectamente amarradas, tienes unas tiras naranjas con las que puedes ajustar la cadena de tela para que quede perfectamente adaptada
  6. Las cadenas de tela son útiles para salir de una superficie en la que hay mucha nieve, pero es importante retirarlas una vez que pisemos el asfalto con nuestro coche. Si no lo hacemos, las cadenas textiles se romperán rápido.