La carga del aire acondicionado de un coche nuevo o de segunda mano y ocasión es una cuestión importante. Más de un conductor se encuentra con la desagradable sorpresa de no tener a punto su aire acondicionado cuando llega el verano. Esto perjudica ya no solo a la experiencia de la conducción, también al confort de los ocupantes del coche. Por tanto, es importante cargar el gas que enfría el aire acondicionado, aunque la periodicidad dependerá de su uso. A continuación, te enseñamos cómo cargar el aire acondicionado de un coche de modo sencillo y barato.

¿Cómo funciona el aire acondicionado del coche?

Para saber cómo cargar el aire acondicionado del coche de modo barato y sencillo, primero has de saber cómo funciona un sistema de refrigeración. El sistema de aire acondicionado se basa en la comprensión y descompresión del gas refrigerante. Cuando se comprime y pasa a estado líquido se calienta, mientras que su descompresión es lo que permite enfriar el coche.

El funcionamiento del aire acondicionado de un coche, paso a paso, es el siguiente:

  1. Un embrague electromagnético comprime el gas en un circuito
  2. Tras comprimirse, se calienta saliendo por una válvula del compresor
  3. Pasa por el condensador, que lo enfría y convierte en líquido
  4. En estado líquido, el refrigerante elimina impurezas y suciedades
  5. El líquido refrigerante pasa por una válvula de expansión
  6. Entra en el evaporador, donde vuelve a pasar a estado gaseoso y entra en el compresor

El funcionamiento del aire acondicionado de un coche se lleva a cabo gracias a la energía del propio motor. No interviene la energía eléctrica, sino que es el propulsor el que hace la compresión del gas refrigerante.

¿Cuánto dura el gas que enfría el aire acondicionado?

No existe un plazo determinado para cargar el gas que enfría el aire acondicionado. No es necesario recargarlo cada verano, la época en la que más falta hace este extra. En los coches modernos es suficiente con cargar este gas cada dos años, pero hay que acompañar este proceso de un mantenimiento añadido.

¿Por qué hay que cargar el aire acondicionado?

El sistema del aire acondicionado se basa en un enfriamiento del aire mediante un intercambio de calor dentro del coche, por lo que es importante tenerlo cargado. Se trata de un circuito cerrado en el que se encuentra un gas que se enfría mediante una serie de procesos mecánicos que le hacen cambiar de gas a líquido y viceversa. Es un proceso sencillo, pero delicado, por lo que es necesario tener a punto el sistema en todo momento para evitar un mal funcionamiento.

¿Qué problemas puede haber en el aire acondicionado?

Y es que los problemas con el aire acondicionado de un coche también se pueden manifestar de múltiples modos.

  • Si cuando enciendes el aire acondicionado percibes un olor desagradable es posible que el circuito tenga hongos, bacterias o polvo, pero puedes limpiarlo tú mismo con algún producto específico que compres en una tienda de artículos para el coche.
  • Otro síntoma de que algo no va bien con tu aire acondicionado es si tarda demasiado en enfriar el habitáculo del coche. Esto puede deberse a que el nivel del líquido es insuficiente o bien a que el filtro está bloqueado. Si notas que esto sucede, lo mejor es que vayas a tu taller de confianza.
  • Cuando se forma vaho en los cristales, esto puede ser síntoma de que el aire acondicionado no enfría suficiente.
  • Si hay poco caudal de aire es muy probable que el filtro del habitáculo esté obstruido. Entonces, toca cambiar este componente, que deberás renovar cada 15.000 kilómetros o cada año.
  • Puede existir un problema eléctrico, con algún relé, fusible o conexión que necesitan ser cambiados. En este caso, lo mejor también es que acudas al mecánico para que compruebe el estado del sistema.
  • Además de estos problemas, puede existir una fuga de gas en el sistema, que no es apreciable a simple vista. Esto puede desencadenar en un problema mayor, dependiendo de dónde esté el problema: el tubo, el condensador o el evaporador.

como cargar aire acondicionado

¿Cuánto cuesta recargar el aire acondicionado?

Cargar el aire acondicionado es una operación compleja, que puedes realizar tú mismo, aunque lo recomendable es que acudas a un especialista en un taller mecánico. En poco más de media hora habrá completado la renovación. La recarga del aire acondicionado puede costar entre 30 y 40 euros.

En algunos casos, el precio de la recarga del aire acondicionado puede estar incluido en un mantenimiento más general. Los coches con sistemas más complejos de aire acondicionado, como los bizona, tienen un coste de mantenimiento mayor, pero en ningún caso debería superar los 200 euros.

¿Cómo se recarga el aire acondicionado?

Si finalmente decides cargar tu mismo el aire acondicionado, te contamos los pasos a seguir para completar esta operación.

  1. Localiza las entradas del circuito de aire acondicionado: tienen un tapón que has de desenroscar. Existen dos tuberías que si no eres capaz de localizar a simple vista puedes consultar en el manual del coche.
  2. Conecta las mangueras de la máquina de aire acondicionado a las tomas del circuito de aire acondicionado. El marcador de este aparato debe estar en los 9 bares.
  3. Abre los pasos de acceso al circuito: después de asegurar la conexión. Abre los pases de las mangueras y deja que suban las agujas de presión.
  4. Limpia los pasos de alta y baja presión de la máquina: cuando termine la autolimpieza, abre la válvula verde para recuperar el gas.
  5. Comprueba las presiones: los marcadores han de estar estables sobre -1 bar de presión. De no ser así, la aguja bajará lentamente y te indicará que hay una fuga.
  6. Inicia la carga de gas y aceite: para saber el volumen exacto, busca un indicativo en el motor que lo indique. También puedes buscar el modelo en la base de datos de la máquina.
  7. Rellena el depósito de carga: abre la válvula del depósito y comprueba la cantidad inyectada en todo momento en la pantalla de la máquina de aire acondicionado.
  8. Cierra las válvulas y comprueba que funciona: tras cargar el aire acondicionado, enciende el sistema a máxima potencia para comprobar que todo funciona correctamente.

El aire acondicionado, clave en el coche de segunda mano y ocasión

El aire acondicionado es un extra casi imprescindible en cualquier coche de segunda mano y ocasión. Hay climatizadores bizona, en los que se permite regular dos partes del coche de modo independiente, o climatizadores con cuatro zonas, donde se puede regalar de modo individual las zonas de los asientos. Examina las completas fichas de los coches seminuevos que tenemos en Clicars y comprueba cuáles tienen aire acondicionado, con el que tus viajes serán más confortables.