Los ADAS para el coche o sistemas avanzados de asistencia al conductor facilitan desde hace años la conducción. Los hay sofisticados y otros son más simples, pero en todos los casos buscan reducir los riesgos de accidente. Tanto es así que la DGT cree que su uso frecuente ayudaría a reducir la severidad de los accidentes en un 57% y se evitarían 51.000 siniestros y sus consecuencias.

Los coches más modernos ya equipan en mayor o menor medida estos ADAS, que desde 2019 se pueden utilizar en los exámenes prácticos del carné de conducir. Además, a partir de 2022, la Unión Europea obligará a que todos los coches nuevos equipen hasta ocho sistemas avanzados de asistencia al conductor, que también están presentes en coches de segunda mano y ocasión.

Así que te traemos un TOP con los ADAS que consideramos más importantes para tu coche de Buena mano.

1. Asistente de velocidad inteligente

El Asistente de Velocidad Inteligente es un ADAS para el coche que adapta la velocidad máxima del coche a las limitaciones establecidas en las señales de cada tramo. Avisa al conductor y limita, en caso de ser necesario, automáticamente la velocidad. En realidad es la combinación de varias tecnologías como el Control de Velocidad de Crucero, con el que el conductor fija la velocidad a la que desea circular, y, por otro, un navegador o GPS con el que el coche se sitúa en la carretera y reconoce el límite al que debe circular en cada momento.

Para este sistema avanzado de asistencia al conductor, el coche equipa una cámara interior con la que va leyendo las señales y si alcanza el límite de la vía emite una señal óptica, háptica o audible como mensaje informativo. El cuadro de la instrumentación refleja claramente la velocidad permitida. En caso de que lo requiera, el conductor puede desactivar este ADAS para el coche mediante un botón o pisando el freno o acelerador.

2. Detección y aviso de ángulo muerto

Este sistema ADAS para el coche tiene la misión de avisar si un vehículo nos va a adelantar y no hemos sido capaces de verlo a través de los espejos retrovisores. Recibimos el aviso con una luz en el espejo retrovisor exterior, tanto en el derecho o en el izquierdo, según el lugar por el que nos están adelantando.

3. Alerta sobre tráfico cruzado

Este sistema avanzado de asistencia al conductor nos avisa cuando hay coches cruzando mientras hacemos la maniobra de marcha atrás, por ejemplo, al salir de un aparcamiento. Un ejemplo de su utilidad: detecta un ciclista que pasa por detrás de nuestro coche y frena para evitar un accidente. Es un sistema activo que interviene por nosotros.

4. Sistema de cambio involuntario de carril

El sistema de cambio involuntario de carril es un ADAS para el coche cada vez más frecuente en los vehículos de nueva generación. Detecta continuamente las marcas viales de la carretera y nos mantiene en la misma. Lo hace a través de sensores infrarrojos o de cámaras. Recibimos varios avisos en este sistema avanzado. Primero, uno sonoro, que nos alerta de que nos estamos saliendo de la carretera. Después, un aviso en el cuadro de instrumentos. Si no atendemos a estas alertas, este ADAS para el coche puede tomar el control y reducir la velocidad del vehículo hasta quedar parado. Es un recurso útil si el conductor sufre un desmayo o se duerme durante la conducción.

5. Sistema de detección de peatones

Este sistema avanzado de asistencia al conductor funciona igual que el anterior, alertándonos con señales visuales y acústicas de que un peatón se aproxima a nuestra trayectoria. El coche frena solo en caso de que nosotros no lo hagamos para evitar un atropello.

6. Freno autónomo de emergencia

El freno autónomo de emergencia es un ADAS para el coche que actúa cuando el coche que va por delante de nosotros frena bruscamente y no somos capaz de reaccionar para frenar y detener nuestro coche. Este sistema pone en funcionamiento el sistema de frenos y puede detener el coche reduciendo la velocidad bruscamente. Algunos vehículos activan a la vez que los frenos las luces de emergencia para avisar a los coches que vienen detrás del frenado de emergencia.

7. Sensores de aparcamiento

Otro de los ADAS para el coche más frecuente y que incorporan de serie muchos coches nuevos y otros de segunda mano y ocasión, porque es una tecnología que lleva tiempo en el sector de la automoción. Este sistema avanzado de asistencia al conductor detecta obstáculos a medida que el coche se acerca a ellos. Emite un pitido que irá subiendo en frecuencia y volumen cuanto más nos acerquemos al obstáculo. Aquí debemos ser nosotros los que tomemos el control del coche para evitar un choque o roce.

8. Sistema de detección de fatiga

Los ADAS para el coche pueden actuar activamente en la conducción, evitando un accidente, o dándonos información para que nosotros evitemos el siniestro. El sistema de detección de fatiga es un ADAS para el coche que tiene carácter informativo. Analiza cómo conducimos y a dónde miramos y nos avisa si nota que estamos dispersos o no somos capaces de mantener la atención. En algunos modelos, estos sistemas avanzados de asistencia al conductor recomiendan hacer un descanso, indicándolo con iconos como una taza de café.

9. Cambio de luces automático

Hay sistemas avanzados de asistencia para el coche que no evitan accidentes directamente, pero que sí facilitan la conducción y hasta pueden librarnos de una multa. Es el caso del traffic light assist o cambio de luces automático, que enciende las luces largas cuando atravesamos un túnel o cuando cae la noche. Igualmente, cambie de luces largas a cortas si detecta que viene un coche en dirección a nosotros y no somos capaces de hacer este cambio para evitar un deslumbramiento.

¿Cómo funcionan los ADAS para el coche?

En la mayoría de los coches, los sistemas avanzados de asistencia al conductor funcionarán solos siempre que los tengamos activados, puesto que muchos modelos permiten encenderlos o apagarlos. Los dispositivos que hacen que funcionen los ADAS para el coche son cámaras o sensores, que actúan de ojos y cerebro del coche para interpretar qué ayuda es necesaria en cada momento. Así, los ADAS para el coche pueden requerir los siguientes elementos:

  • Cámaras: reconocen colores y tienen un rango que depende del modelo, pero que puede llegar a los 500 metros. Algunas tienen problemas de visión en condiciones adversas
    Sensores de vídeo: registran objetos, miden su distancia y reconocen espacios vacíos trazando algoritmos. Son claves para detectar peatones, animales y otros objetos; pero además leen las señales de tráfico
  • Radares: localizan objetos estáticos y en movimiento y pueden alcanzar los 250 metros o los 460 grados de acción. Son una evolución de los sistemas anteriores, porque son más precisos y no se ven tan afectados por el mal tiempo. Serán claves en la adopción del coche autónomo.
  • Sensores de ultrasonidos: otro modo de trazar qué objetos están delante o detrás del coche. Su uso más frecuente está en los sensores de aparcamiento.
  • Láseres LIDAR: los más caros y precisos, aunque igualmente sometidos a las condiciones climáticas

ADAS para el coche en los modelos de Clicars

Para poder tener un coche con sistemas avanzados de asistencia al conductor no es necesario comprar un modelo nuevo. En Clicars tienes muchos coches de segunda mano y ocasión con menos de cinco años que equipan muchos de los ADAS que te hemos presentado. Además, gracias a la garantía de 250 puntos de control, la más completa del mercado, que ofrecemos en todos nuestros modelos, tu coche seguro estará completamente certificado. Puede que no hayas tenido la oportunidad de conducir aún un coche con estos sistemas de ayuda, por lo que en Clicars te ofrecemos la posibilidad de que te familiarices con tu nuevo coche con una prueba de 15 días o 1.000 kilómetros. ¡Si no te convence, te devolvemos el dinero! Queremos que tanto tú como tu coche estéis seguros al 100%.