Tipos de gasolina: ¿cuál escojo y en qué se diferencian?

Las ventas de coches de gasolina son mayoritarias desde hace unos años en España, pero incluso dentro de esta categoría de un mismo combustible existen diferencias. Existen varios tipos de gasolina y cada una será adecuada según el vehículo que tengas. En ningún caso tendrás problemas por repostar una u otra, pero la correcta elección del tipo de gasolina sí puede mejorar el rendimiento de tu coche.

Lo primero que has de tener en cuenta para entender qué tipos de gasolina existen es el octanaje, un concepto que podemos definir como la capacidad antidetonante del combustible cuando se comprime dentro del cilindro del motor. Así, a mayor octanaje, más capacidad de comprensión y, por tanto, mejor rendimiento del motor. ¿Cómo sé qué octanaje tiene la gasolina que echo? Pues muy fácil: existen dos tipos, Gasolina 95 y Gasolina 98, dos números que, precisamente, indican el número de octanos.

Gasolina 95 y Gasolina 98, los dos grandes tipos de gasolina

¿Cualquier coche de gasolina acepta la Gasolina 95 y Gasolina 98? La respuesta es afirmativa, aunque en la mayoría de vehículos solo la Gasolina 95 tendrá efecto, ya que la Gasolina 98 requiere que nuestro motor tenga un alto nivel de comprensión, algo que se traduce en un coche de altas prestaciones. Si por ejemplo repostamos Gasolina 98 en un compacto, no obtendremos ningún efecto adicional, por lo que salvo que tengamos un deportivo o un modelo que exija Gasolina 98, con la de 95 octanos será suficiente.

Además del octanaje, la diferencia entre ambos tipos de gasolina está en el precio, ya que la Gasolina 95 será siempre más barata. Otro aspecto que diferencia a ambos tipos de gasolina es la cantidad de azufre que contienen, inferior en el caso de la Gasolina 98, que genera unas emisiones contaminantes menores.

Más allá del octanaje, existen diferentes tipos de gasolina según los aditivos que tienen. Así, podemos encontrar gasolina low cost o barata, gasolina normal y gasolina premium. Lo primero que has de saber es que cualquiera cumple con todas las garantías, ya que en España la Compañía Logística de Hidrocarburos garantiza unos mínimos de calidad. A partir de ahí, cada compañía desarrolla sus propias fórmulas específicas para mejorar las propiedades de los carburantes convencionales y lo hace en base a aditivos.

¿Para qué valen estos aditivos? Pues añaden propiedades a los diferentes tipos de gasolina. Por ejemplo, mejoran el rendimiento y prolongan la vida útil de los componentes del motor. En iguales condiciones de uso, si has repostado una gasolina con más aditivos tendrás una autonomía mayor, y, por ejemplo, reducirás el desgaste de los filtros o los inyectores. Otro factor fundamental entre los diferentes tipos de gasolina está en las estaciones que las dispensan. Así, si repostas en una cadena de gasolina low cost tendrás que servirte tú mismo el combustible, mientras que en otras gasolineras serán trabajadores los que lleven a cabo este servicio.

Has de saber que el etiquetado de los combustibles cambió en 2018 y a partir de entonces la Gasolina 95 pasó a denominarse como E5, con un 5% de Etanol; y la Gasolina 98, con un 10% de etanol, se llama desde entonces E10. No te preocupes si estos nombres no te suenan todavía, ya que las nuevas y las antiguas denominaciones conviven en las gasolineras. A estos dos tipos de gasolina hay que unirles la E85, que sirve para identificar el bioetanol, un tipo de combustible más ecológico, que se obtiene por la fermentación de biomasa y materia orgánica, pero que solo utilizan un número reducido de coches.

Compra en Clicars tu coche de gasolina de Buena mano

En Clicars puedes comprar online el coche de gasolina que mejor se adapta a tus necesidades y con la garantía más completa del mercado, ya que todos nuestros vehículos son de Buena mano gracias al detallado proceso de control de 250 puntos al que son sometidos. Tenemos un amplio stock con miles de modelos: berlina, familiar, coupé, monvolumen, 4X4 SUV, compacto, furgoneta… ¿Cuál es la carrocería que mejor responde a tu actual estilo de vida o trabajo? Descúbrelo con el periodo de prueba que te ofrecemos: 1.000 km o 15 días para que escojas el vehículo de tus sueños. ¡Y si no te convence, te devolvemos el dinero! Y es que en nuestro concesionario digital, podrás enamorarte del coche de tus sueños ¡A golpe de clic!