¿Alguna vez te has preguntado qué es un animal cinegético? ¿Sabes que estos animales pueden afectar al seguro de tu coche? Antes de entrar en materia vamos a conocer qué son los animales cinegéticos y su relación con el seguro. Estas especies determinadas cuentan con unas características muy concretas que se recogen en el Real Decreto 1095/1989.

Al estar “protegidos” es importante conocer las particularidades de los siniestros de tráfico que se producen cuando se produce un atropello de animales cinegéticos. Aunque no lo parezca, estos accidentes de tráfico son más comunes de lo que piensas. Suelen producirse en vías cercanas a cotos de caza y/o parajes naturales. Por tanto, es fundamental contar con esta cobertura al contratar el seguro de un coche. 

Atropello de animales cinegéticos en España

En nuestro país, el mayor número de atropellos de este tipo de animales se produce con jabalíes y ante la peligrosidad del accidente, lo ideal es recurrir a la policía para que se realice un atestado. Por eso, como hemos comentado, es muy importante revisar si el seguro de tu coche cuenta con la cobertura de daños por atropello de animales cinegéticos.

Ahora que ya conoces los riesgos de atropellar un animal cinegético, debes conocer cuáles son algunas de las especies reguladas en el Real Decreto; liebres, conejos, zorros, jabalíes, ciervos, gamos, corzos, rebecos, cabras montesas, muflones, arruís, ánsares campestres, ocas comunes, silbones europeos, cercetas comunes, carretonas, ánades, frisos, reales, azulones, rabudos, patos cucharas, patos colorados, porrones europeos, porrones comunes, porrones moñudos, perdices griegas, rojas, morunas, pardillas, faisanes, codornices, fochas, avefrías, agachadizas, chochas, gaviotas, palomas, tórtolas, zorzales, estorninos, urracas, grajillas y cornejas.

atropello de animales cinegéticos

Animales cinegéticos y seguros de coche

La nueva Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial versa sobre la responsabilidad del conductor ante el atropello de animales cinegéticos, salvo en casos excepcionales que se podrá reclamar al propietario del coto de caza. Al igual que la responsabilidad, el conductor deberá abonar todos los gastos ocasionados en el siniestro vial como los daños causados al animal y los materiales de la vía.

Si quieres estar más tranquil@, debes revisar las coberturas de tu seguro de coche y comprobar que estás cubierto ante un accidente de estas características. Recuerda que antes de contratar un seguro de coche, debes elegir el modelo que mejor se ajuste a tus necesidades. Lo puedes encontrar en Clicars, donde tienes disponible un gran catálogo. ¿A qué esperas?