Los peajes en España, comparados con el resto de Europa, representan un porcentaje muy pequeño de las carreteras del país, algo que podría cambiar con la reforma que el Gobierno ha presentado a Bruselas y que plantea un sistema de cobro por el uso de las autovías, las otras vías de alta capacidad de nuestra red de carreteras. La medida, que aún no es una realidad, está incluida en el plan español necesario para que nuestro país pueda acceder a los fondos europeos de recuperación, valorados en 70.000 millones. El modelo que se plantea es similar al que se aplica en países vecinos como Francia o Portugal y afectaría a 14.000 kilómetros de autovías libres de peaje, que suponen el 8% del total de la red vial española, aunque soportan el 50% del tráfico.

De aprobarse esta reforma, coexistirían en España dos modelos de pago por el uso de las carreteras. Por un lado, el actual, inaugurado en 1969, cuando se construyó el primer peaje de una autopista española, que conectaba Barcelona y Mataró. Y por otro lado, este nuevo sistema que propone el Gobierno del que te contaremos los detalles más adelante.

Actuales Peajes en España

En la actualidad existen tramos de peaje en las siguientes carreteras, aunque algunos, tal y como decimos a continuación, pasarán a ser gratuitos a partir de septiembre:

  • Autopista de pago en el noroeste

AG-55: A Coruña – Carballo
AG-57: Vigo – Baiona
AP-53: Santiago de Compostela – Alto de Santo Domingo
AP-66: Campomames – León
AP-71: León – Astorga
AP-9: Ferrol – Tui

  • Autopista de pago en el noreste

AP-1: Vitoria – Éibar
AP-8: Behobia – Trapagaran
AP-15: Tudela – Irurzun
AP-68: Bilbao – Zaragoza

  • Autopista de pago en el centro

AP-36: Ocaña – La Roda
AP-41: Madrid – Toledo
AP-6: Collado Villalba – Adanero; y conexiones con Segovia (AP-61)
M-12: Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez
Radiales de Madrid: R-2, R-3, R-4 y R-5

  • Autopista de pago en el Mediterráneo

C-16: Barcelona – Manresa
C-32: Montgat – Blanes; y Castelldefels – El Vendrell (gratis a partir del 1 de septiembre de 2021)
C-33: Barcelona – Montmeló
AP-2 Zaragoza – Mediterráneo (gratis a partir del 1 de septiembre de 2021)
AP-7: Barcelona – Tarragona; accesos a Alicante, Alicante – Cartagena y Cartagena – Vera (gratis a partir del 1 de septiembre de 2021)

  • Autopista de pago en el sur

AP-46: Alto de las Pedrizas – Málaga
AP-7: Málaga – Estepona y Estepona – Guadiario

Antes levantaron la barrera la AP-1 entre Armiñán (Vitoria) y Burgos, gratis desde el 1 de diciembre de 2018. Más recientemente, desde el 1 de enero de 2020, están exentos de pagar los conductores que circulan por la AP-4 que enlaza las ciudades de Sevilla y Cádiz y los que toman el tramo de la AP-7 que discurre entre Alicante y Tarragona.

Si estás preparando un viaje con el coche esta lista de peajes te vendrá de lujo para planificar tu ruta.

Nuevo sistema de peajes: Hasta nueve céntimos por kilómetro para los coches

A la hora de justificar un futuro pago de las autovías, tanto el Gobierno como las entidades encargadas de gestionar de las vías de alta capacidad, aluden al mantenimiento de las mismas. Según la Asociación Española de la Carretera (AEC) existe un déficit de inversión en la conservación de las autovías y resto de red del Estado de más de 7.400 millones de euros.

Por el momento, no se sabe qué cantidad tendrán que pagar los conductores por circular en las autovías, pero este año la Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras (SEOPAN) ha propuesto un peaje de hasta nueve céntimos para vehículos ligeros como turismos y de 19 para los vehículos pesados (camiones, por ejemplo) tomando como referencia los precios de otros países europeos. Según esta asociación patronal, no todos los coches pagarían el mismo precio y habría discriminación por la capacidad contaminante de los coches, entre otras variables.

El pago que plantea SEOPAN es similar al que se emplea en Portugal, donde está activo el modelo free flow, por el que se cobra el peaje sin necesidad de que el vehículo se pare. Las matrículas están digitalizadas y asociadas a una tarjeta de crédito o cuenta bancaria, por lo que con solo pasar por debajo de un arco es suficiente para facturar el servicio. Con los ingresos obtenidos a través de esta modalidad, el Gobierno paliaría, a juicio de la asociación, parte del déficit que existe en las infraestructuras españolas.

Cabe recordar que el pago para circular por autovías es una medida que lleva en la agenda desde 2018, cuando se planteó por primera vez este tipo de gravamen. A la espera de la respuesta de Europa, las autovías de pago podrían incluirse en la futura Ley de Movilidad Sostenible y Financiación del Transporte. Mientras avanza el proceso, varias asociaciones y clubs de automovilistas como el RACE han manifestado su preocupación por cómo esta medida puede generar un “efecto rodeo” por el que los conductores evitarían las autovías de pago yéndose por carreteras secundarias, con lo que se elevaría el tráfico de estas y su siniestralidad. Otras como Automovilistas Europeos Asociados han criticado que el pago supondría una doble carga sobre los conductores, que ya pagan impuestos para el mantenimiento de las carreteras.

 

Así que ya sabes. Puede que las carreteras españolas tal y como las conocemos cambien para siempre con esta nueva propuesta del Gobierno. Quizás sea un buen momento para lanzarte a la carretera con tu coche de Buena mano.