Cómo preparar tu coche para un viaje largo

Desde Clicars siempre recordamos la importancia de llevar al día todas las revisiones y el mantenimiento del coche. Es fundamental para poder conducir con tranquilidad y con la máxima seguridad.

Pero si, además, estás pensando en llevar a cabo un viaje largo en coche, es completamente necesario hacer una profunda revisión y puesta a punto de tu vehículo.

Porque debes poder disfrutar del trayecto y que éste no se convierta en un infierno, a continuación te contamos qué es lo que necesitas comprobar antes de emprender camino. Así, que sigue leyendo ¡estás en buenas manos!

Los neumáticos

Los mejores coches para carretera pueden ofrecer unas prestaciones u otras, pero sus neumáticos siempre deben estar en perfectas condiciones. Son uno de los elementos más imprescindibles para poder garantizar la seguridad durante el viaje.

Los neumáticos permanecen en contacto continuo con la carretera, y pueden verse sometidos a las inclemencias, objetos y, al desgaste. Así que, en el momento de preparar tu coche para un viaje largo, recuerda comprobar que no estén caducados, desgastados y que la presión sea la recomendada por el fabricante.

Las luces

Las luces son, también, de vital importancia. Un viaje largo en coche puede suponer que pasemos muchas horas al volante, de día y de noche, y ello conlleva la necesidad de poder contar con todas las luces de las que dispone nuestro vehículo.

Debes comprobar que todas funcionan correctamente, que no hay ninguna rota ni fundida, que están a la altura correcta, para poder garantizar un correcto alumbrado, y que los faros no estén sucios. Recuerda que, además, debes asegurarte de llevar luces de recambio, por si surge cualquier imprevisto en el camino, y las herramientas necesarias para poder cambiarlas.

Los frenos

Indispensables. Tu mecánico debe revisar que están en perfectas condiciones.
Hay que comprobar los discos y las pastillas y, en el caso de estar gastados, cambiarlos antes de emprender viaje.

Si los frenos no funcionan a la perfección, el riesgo de sufrir cualquier tipo de accidente se dispara.

Los amortiguadores

Junto a los frenos y los neumáticos, los amortiguadores son completamente imprescindibles para aumentar la seguridad en carretera.

El aceite y demás líquidos

Antes de iniciar un viaje largo en coche, revisar detenidamente los niveles de aceite y líquidos también es fundamental.

Aceite, agua, limpiaparabrisas, líquidos de dirección, de refrigeración… todos ellos deben estar en sus niveles óptimos para un buen funcionamiento general del vehículo. Si es necesario, un cambio de aceite también es recomendable para garantizar que el motor no sufra en ningún momento.

Coche para viajes largos

La batería

Controlando el tiempo de vida de la batería de nuestro coche, podemos saber si se acerca el momento de cambiarla. Resulta extremadamente molesto quedarse sin batería y tener que arrancar con piezas o esperar a la grúa.

El filtro de aire

Pese a que no es esencial para el aumento de seguridad, sí lo es para reducir el consumo de carburante. A más sucio, más consumo. Así que es preferible revisarlo antes de emprender el viaje.

Triángulos y chalecos de emergencia

En un viaje largo podemos encontrarnos con diferentes contratiempos, por ello, es imprescindible cerciorarse de que llevamos, a mano, todos los elementos necesarios de seguridad.

La documentación

Por último, antes de iniciar un viaje largo en coche, debemos cerciorarnos de que toda la documentación está en orden y la llevamos con nosotros.
Papeles del coche, DNI, carnet de conducir y, por supuesto, la póliza de seguro pagada y en vigencia.