Comprar un coche de segunda mano es una buena forma de conseguir tu coche por un precio más bajo, pero con igual de buenas prestaciones que un vehículo nuevo. Pero es un proceso que requiere seguir una serie de consejos y pasos para alcanzar que el coche elegido sea satisfactorio. Antes de nada, fíjate un presupuesto para tu coche de segunda mano y ocasión, así como un número de kilómetros realistas, y a partir de ahí empieza tu búsqueda, que puede ser a través de páginas de particulares o concesionarios certificados online como el de Clicars, donde recibirás una garantía por tu compra.

Seguramente, sin preguntártelo, la primera duda que tendrás a la hora de comprar un coche de segunda mano y ocasión es saber quién o quiénes han sido sus dueños anteriores. Para obtener este dato, has de solicitar el Informe de Vehículo en la DGT, algo que puedes hacer suministrando el número de la matrícula del coche de segunda mano y ocasión. En el Informe del Vehículo de la DGT obtendrás datos como estos:

  • Sabrás si el coche tiene autorización para circular y todos los impuestos al corriente
  • Podrás obtener información sobre los datos del titular o cotitulares
  • Tendrás datos de la matrícula, bastidor, marca, modelo o fecha de matriculación
  • Igualmente, toda la información técnica del coche, así como los datos del seguro
  • Cargas o gravámenes como un embargo o impagos
  • Historial del kilometraje así del resultado de las ITV
  • Información sobre las etiquetas medioambientales
  • Su resultado en los test de seguridad Euro NCAP

¿Qué tipo de coche de segunda mano es mejor?

Lo más recomendable, en lo relativo a la propiedad del coche de segunda mano y ocasión, es que haya tenido pocos dueños, porque te asegurará una mayor trazabilidad del coche que vas a comprar. Un consejo para comprar un coche de segunda mano es mirar también su antigüedad. Si optas por un coche de hasta cinco años, como la mayoría de los que hay en Clicars, tendrás un vehículo para toda la vida, a diferencia de si optas por un coche de ocasión muy antiguo, que tendrá averías más frecuentes y más difíciles de resolver, porque sus recambios no serán tan frecuentes.

Más allá de los datos, otro consejo a la hora de comprar un coche de segunda mano y ocasión es revisar bien la carrocería, donde puedes encontrar a simple vista síntomas de la vida que ha llevado este coche. Si ves diferencias en los tonos de las diferentes partes, te darás cuenta de cuáles han sido repintadas o cambiadas. Más allá de la estética, estos defectos en un coche de segunda mano y ocasión pueden haber afectado a algún elemento interno.

donde comprar coche de segunda manoHay empresas que comprueban el estado de los coches con imanes y otros dispositivos que permiten detectar al milímetro qué piezas son originales y cuáles son recambios del coche que quieres comprar. Pero también sería bueno que mirases por debajo del coche, puesto que en los bajos se pueden descubrir defectos difíciles de percibir en un análisis rápido. Los coches que han estado aparcados más tiempo en la calle o en lugares con situaciones climáticas más extremas han sufrido más y eso es fácil de saber por su parte inferior.

¿Puedo probar un coche de segunda mano y ocasión?

Sé educado, pero estás en tu derecho de revisar cada elemento de tu coche de segunda mano y ocasión. Pide una prueba, para poder ver el coche desde dentro, donde es recomendable probar algunos de los motores o elementos importantes, en caso de tenerlos, como el aire acondicionado. Toca los mandos principales del coche de segunda mano, que seguramente estarán en el volante, para saber si funcionan las luces o el limpiaparabrisas. Comprueba el estado de los plásticos del salpicadero, cuya limpieza y estado es otro síntoma del estado en el que está el coche de segunda mano y ocasión que deseas comprar. En Clicars, por ejemplo tienes 15 días o 1.000Km para probar el coche a fondo, y si no te convence ¡Lo devuelves!

Llegó el momento de probar el coche. No necesitas hacerle muchos kilómetros para saber que todo está bien. Puede que te pase como la mayoría de los españoles y que necesites un consejo de cómo comprar el coche de segunda mano y ocasión de un tercero, por lo que si puedes, recurre a algún profesional conocido para que te acompañe en este proceso. En caso de no contar con nadie de mano, has de saber que hay una serie de apartados que pueden darte pistas:

  1. Revisa los niveles de aceite
  2. Comprueba el líquido anticongelante y el líquido limpiacristales
  3. Vigila que la batería no tenga óxido en los bornes

Ya en marcha en el que podría ser tu coche de segunda mano y ocasión, siéntete, sobre todo, cómodo al conducir. Comprueba que te adaptas bien a la posición del coche y que responde con rapidez a las exigencias que le haces tanto del acelerador como del freno. Este es un consejo básico para saber cómo comprar un coche seminuevo, porque si las primeras sensaciones no son buenas, posiblemente estarás dándole vueltas al defecto desde el momento en que decidas comprar el vehículo.

Lo más importante es que durante la prueba de tu coche de segunda mano y ocasión no sientas tirones, olores o ruidos raros. Fíjate bien en estos detalles, porque son fáciles de percibir y suficientes par saber si el coche está en un buen estado. Otro consejo importante sobre cómo comprar un coche de segunda mano y ocasión es revisar el libro de mantenimiento, donde encontrarás las revisiones que se le han hecho y a qué establecimientos se ha llevado el coche. Todos estos detalles sobre el mantenimiento te permitirán hacerte una buena composición de lugar de tu futuro vehículo.

Resumen de consejos para comprar un coche de segunda mano

Y hasta aquí los consejos y cómo se compra un coche de segunda mano y ocasión, un post que queremos cerrar recordándote una serie de consejos que te serán útiles en cualquier escenario y que apelan al sentido común que tienes como comprador.

  • No existen gangas milagrosas, por lo que haz una comprobación del precio medio que tiene en el mercado el coche que quieres comprar
  • Intenta acudir siempre que puedas a profesionales, tanto concesionarios como proveedores online acreditados
  • Evita los regateos innecesarios, porque si entras en esa lógica, posiblemente estás partiendo ya de un sobreprecio. Acude a otros canales.
  • Intenta no comprar coches que están aparcados en la calle con el cartel de “Se vende”, una actividad ilegal en muchos ayuntamientos y que muchas veces tiene una dudosa procedencia.