Limpiar el salpicadero de un coche es una tarea necesaria para el buen mantenimiento del interior, aunque a veces los conductores priorizan el lavado exterior del vehículo, que, como te contamos en otro post, puede ser a mano o en un autolavado. Hoy te vamos a contar paso a paso cómo limpiar el salpicadero de un coche así como qué productos son mejores y más útiles para llevar a cabo esta tarea, tal y como hicimos en otra entrada de este blog para contarte lo mejores trucos para limpiar la tapicería.

El salpicadero es muchas veces la carta de presentación de nuestro coche para un acompañante y, para ser sinceros, la parte que más verás durante tus viajes, solo superada por la carretera, a la que debes dirigir tu mirada con atención. Por esta misma razón, es importante comprobar el buen estado de un salpicadero, así como tenerlo bien limpio si queremos venderlo.

¿Qué es el salpicadero y por qué se llama así?

¿Qué conocemos por salpicadero? Pues el tablero de instrumentos y la superficie que está en la parte delantera del coche, donde se integra el volante y otros sistemas. El término salpicadero proviene de la época en la que se utilizaban carruajes, que llevaban un tablero ubicado debajo de los pies de los conductores, de ahí la utilización de la palabra “salpicadero”.

Esta parte evitaba que el agua o el barro ensuciaran al conductor y al acompañante. Los primeros coches incorporaron un sistema similar y desde entonces no ha cambiado el nombre utilizado para denominar a la parte del coche donde están los indicadores de velocidad, además de otros elementos.

Limpiar el salpicadero de tu coche, paso a paso

Para limpiar el salpicadero de un coche habrá que tener en cuenta primero qué nivel de suciedad tiene, puesto que si llevamos mucho tiempo sin limpiarlo, lo primero que debemos hacer es utilizar una aspiradora para retirar las impurezas más importantes. De este modo, evitaremos arañar la superficie del salpicadero al pasar un paño. A partir de ahí, comenzaremos el proceso de limpiar el salpicadero paso a paso.

  1. Lo primero es conocer bien tu coche: asegúrate de cuáles son los materiales del salpicadero para poder elegir el producto adecuado y aplicarlo con corrección.
  2. Toma un cubo de agua y haz la primera pasada: te recomendamos que utilices un recipiente con agua y la mezcles con jabón neutro, aunque hay otros productos para limpiar el coche que también pueden resultar útiles como un champú. Enjuagaba bien el trapo y aplícalo por toda la superficie.
  3. Utiliza un trapo seco: para completar la tarea anterior. Humedécelo antes de limpiar el coche, pero esta vez prescinde del jabón, y vuelve a pasarlo por todo el salpicadero para eliminar los restos de jabón y suciedad que aún estén acumulados. Usa varios paños para conseguir la mejor limpieza de tu salpicadero y preferiblemente usa trapos de microfibra, uno para secar y repasar, y otro para aplicar el producto.
  4. Céntrate en las rejillas de ventilación: es una de las partes más sensibles del salpicadero de un coche, pero es clave su limpieza para el correcto funcionamiento del aire acondicionado. Lo más recomendable en este paso es utilizar un cepillo o brocha pequeña que nos permitirá acceder a los lugares más complicados.
  5. Aplica abrillantador: para conseguir un resultado perfecto, utiliza algún producto de brillo que permita sacar el mayor partido al salpicadero. Puedes comprar este tipo de productos en cualquier tienda de mantenimiento del automóvil.

detalle salpicadero de cocheMejores productos para limpiar el salpicadero de un coche

Este es el método más fácil para limpiar el salpicadero de un coche, utilizando agua y jabón, pero hay productos pensados especialmente para limpiar esta parte del vehículo. Para elegir correctamente el producto es importante que sepas cuáles son los materiales que componen el salpicadero de tu coche y que sigas las instrucciones de los fabricantes de los productos en todo momento.

  • Limpiador multiusos All Clean APC: un producto universal y neutro, por lo que no es agresivo con los materiales del coche. Vale para todos los elementos del vehículo, incluso para limpiar la tapicería
  • Innerclean: un producto que es limpiador y acondicionador. Está pensado especialmente para aplicar sobre superficies de plástico y vinilo.
  • EinsZett Cockpit: un limpiador pensado especialmente para el salpicadero, aunque su composición también es válida para que pueda aplicarse en metal y cristal.
  • Meguiar’s Quik Interior Detailer: un limpiador que actúa con efectividad sobre el plástico, la piel, el vinilo y el metal. Incluso se puede usar con el equipo de audio.
  • Autobrill: uno de los productos más asequibles, disponible en cadenas de productos para el automóvil y que está pensado especialmente para aplicar sobre plásticos
  • Toallitas para salpicaderos: además de limpiadores que puedas aplicar con un paño, existen toallitas pensadas para este tipo de tareas que no requieren el uso de agua.
  • Renovadores de plásticos: son productos que van un paso más allá de los limpiadores y cuya composición permite, por ejemplo, recuperar parte del color perdido de los plásticos.

Otros métodos para limpiar el salpicadero de un coche: amoniaco o glicerina

Además de usar agua o jabón, así como productos específicos para limpiar el salpicadero, existen otros métodos que utilizan el amoniaco o la glicerina, aunque cada uno requiere una serie de instrucciones específicas.

Para limpiar el salpicadero del coche con amoniaco has de saber que este es un producto fuerte, para cuya aplicación es necesaria una buena ventilación, pero es muy eficaz si el coche tiene grasa o demasiada suciedad acumulada. El amoniaco es un producto que además viene en muchos otros productos industriales de limpieza.

Para usar el amoniaco como producto de limpieza para tu salpicadero, has de disolverlo en agua: aproximadamente dos tapas por cada litro. Es obligatorio que uses guantes y que tapes tu boca para aplicarlo sobre la superficie del coche. Después, la forma de aplicarlo es idéntica al de resto de productos. Al final, seca el salpicadero con un trapo de algodón.

Otro producto que puede usarse para limpiar el salpicadero del coche es la glicerina, un material incoloro, inodoro y no tóxico de consistencia viscosa y que está presente en muchos jabones que se usan para el consumo humano. La principal ventaja de la glicerina es que permite un acabado con brillo y una capa protectora contra el polvo y las manchas. Como sucede con el amoniaco, deberás mezclar agua con glicerina líquida hasta obtener una mezcla homogénea. Utiliza un trapo de microfibra para extender la sustancia por el salpicadero y déjalo secar. Finalmente, pasa un trapo de algodón seco para darle más brillo al salpicadero.

Y hasta aquí los diferentes métodos para limpiar el salpicadero de tu coche. Todos son igual de válidos, pero dependerá de ti la elección, según los productos que tengas en casa para aplicar en la superficie del salpicadero de tu coche o, recuerda, del material del que esté compuesta esta parte importante de tu vehículo. Tu mejor carta de presentación.