Cómo superar el miedo a conducir

La amaxofobia, o miedo a conducir, es un problema mucho más frecuente de lo que creemos. Los síntomas son claros; el pánico nos paraliza cuando nos ponemos al volante de un vehículo y somos incapaces de seguir. No importa las ganas que tenemos o la ilusión que nos haga… sencillamente, no podemos hacerlo.

Superar la amaxofobia no es, para nada, sencillo, pero existen muchas técnicas que ayudan a eliminar el miedo a conducir. Si es tu caso, tranquil@, ya sabes que en Clicars estamos para ayudarte así que, a continuación, vamos a explicarte cómo puedes hacerlo.
¡Abróchate el cinturón porque… arrancamos motores!

¿Qué es?

La amaxofobia es un término que se utiliza para hacer referencia al pánico, temor o pavor que sufren, algunas personas, cuando deben conducir y que, además, les provoca la incapacidad para poder hacerlo. En ocasiones, no sólo les invade el miedo cuando están frente a un volante, sino que sólo de pensarlo ya sufren crisis de ansiedad.

¿A quién suele afectar?

Por norma general, existen 3 grupos de conductores que son más propensos a sufrir la amaxofobia.

  • Conductores noveles (hasta los 2 años de experiencia). En este caso, el estrés al volante, la tensión por circular sin experiencia y los nervios al conducir, hace que se vayan sucediendo pequeños ataques de pánico que, paulatinamente van aumentando conforme pasa más tiempo entre conducción y conducción. Al no llevar a cabo una práctica más habitual, superar el miedo a conducir se hace cada vez más complicado, por lo que acaban por abandonar el volante definitivamente.
  • Conductores habituales. En este caso hablamos de conductores que llevan muchos años conduciendo habitualmente y que disponen de los mejores coches para carretera pero que, debido a periodos de estrés laboral o personal, empiezan a sufrir crisis de pánico al volante.
  • Experiencias traumáticas. Por último, están los conductores que han sufrido accidentes de tráfico. Relacionan el coche y la carretera a su experiencia, por lo que sufren ataques de ansiedad cuando se encuentran en circulación.

Miedo a conducir

¿Cómo superarla?

Superar la amaxofobia es cuestión de paciencia, apoyo y, sobre todo, llevar a cabo las prácticas correctas.

El primer paso es acudir a profesionales que puedan ayudarnos. Sólo ellos serán capaces de guiarnos de manera correcta para poder avanzar y eliminar ese miedo.

Ellos nos ayudarán a trabajar la autoestima y fortalecer la idea de que sí se puede conducir sin miedo. Con paciencia, precaución y cabeza, se puede circular entre el tráfico, por muy intenso que sea. Para ello, son fundamentales las técnicas de reconstrucción cognitiva.

Otro aspecto muy importante es conocer cuál es la raíz de la fobia, es decir, en qué momento empezar a sentir la ansiedad y porqué motivo. Conociéndolo, es mucho más fácil focalizarse en el problema y solucionarlo.

Poco a poco se va reinsertando al paciente, empezando por llevar a cabo las terapias desde el mismo coche, aparcado, pero él sentado al volante. Gradualmente se empiezan a recorrer pequeños tramos de trayectos y, finalmente, el miedo desaparece.

La persona que sufre esta fobia debe tener un compromiso real para poder superarlo y, además, su entorno es primordial para poder conseguirlo.

Como hemos dicho, no es una tarea sencilla poder superar el miedo a conducir, pero en las manos correcta, sí es posible. ¡Adelante, nosotros te apoyamos!