Conducir de noche

Según la DGT, el 42% de los accidentes de tráfico se producen por la noche. Y es que circular en este horario influye directamente en nuestra conducción (menor visibilidad, cansancio…). Por eso queremos compartir contigo algunos consejos para conducir de noche de forma más segura y que todo vaya sobre ruedas. ¡Arrancamos motores!

9 consejos para conducir de noche

Cuando circulamos por carretera en horario nocturno existen determinados riesgos como consecuencia de una reducción de nuestra percepción visual. En condiciones normales somos capaces de percibir el 90 % de aquello que nos rodea en carretera mediante la vista. De noche, la agudeza visual, la sensación luminosa y la capacidad de reconocer los colores se ve reducida como consecuencia de un mayor esfuerzo del cerebro y la vista para ser eficientes.

Por eso, te queremos ofrecer 9 recomendaciones para que conducir de noche sea más seguro. Toma nota, ¡estás en buenas manos!

1. Controla la velocidad

Adaptar la velocidad a la conducción nocturna es una de las primeras cosas que debes hacer dependiendo de la iluminación que tenga la carretera. También debes aumentar la distancia de seguridad con el vehículo de delante para poder reaccionar mejor en caso de imprevisto.

2. Sistemas de iluminación a punto

Comprueba que los sistemas de iluminación del vehículo funcionan adecuadamente. Si además sueles conducir con frecuencia por la noche o en horas de poca visibilidad, existen ayudas en la conducción (faros inteligentes, con LED o xenón, visión nocturna con infrarrojos…) que debes valorar equipar en tu coche para disponer de una iluminación que te proporcione mayor seguridad y comodidad en tu conducción.

Gafas conducir de noche

3. No esperes a que sea de noche

Enciende las luces de cruce cuando veas que empieza la puesta de sol y la luz empieza a disminuir.

4. Comprueba el reglaje de los espejos

Evita ser deslumbrado por otros vehículos con un reglaje adecuado de los espejos retrovisores y sé respetuoso utilizando de forma adecuada las luces de cruce y carretera, así como los antinieblas.

5. Circula por vías adecuadas

Procura circular siempre por vías que estén en buen estado y bien iluminadas en tus viajes nocturnos que te proporcionen una mejor visibilidad al volante y una mayor seguridad.

6. Revisa tu vista

Revisa periódicamente tu vista en una óptica o en el oftalmólogo. Si sufres de fatiga ocular, unas gafas de conducir de noche pueden ayudarte a ver la carretera mucho más nítida.

7. No conduzcas con la luz interior encendida

Conducir de noche con la luz interior del vehículo genera un mayor contraste entre nosotros y el exterior, reduciendo nuestro campo de visión.

8. Conduce en las condiciones adecuadas

Prestar más atención a los retrovisores, mantener el interior del coche bien aireado y escuchar música que no te desconcentre te ayudará a permanecer despierto y activo.

9. Mantén limpios los cristales

Te ayudará a mejorar tu visibilidad durante el día y especialmente durante la noche, ya que evitarás reflejos de luz de otros coches que te puedan molestar.

Esperamos que estos consejos para conducir de noche hayan sido de gran utilidad y circules de forma más segura. ¡Que tengas un buen viaje!