Conducir de noche: Sigue estos consejos

Sabemos que conducir de noche entraña más peligros que hacerlo de día, incluso a muchos de nosotros puede darnos miedo coger el coche cuando el Sol se ha puesto. Por eso te traemos esta guía con los mejores consejos para conducir de noche con toda confianza y seguridad.

Pero…  ¿Realmente es más peligroso conducir de noche? Si nos fijamos en los datos, de noche, se producen menos accidentes pero estos tienden a ser más graves. Y es que en la noche entran en juego factores como una menor visibilidad o la fatiga. Pero no te preocupes, te traemos estos consejos de buena mano para que conduzcas con toda seguridad hasta en las noches más cerradas.

Consejos para conducir de noche

1. Reglaje de los espejos

Es fundamental tener los espejos bien regulados para no obviar ningún detalle. Cuando esté oscuro no querremos perdernos nada de información por un espejo que no esté correctamente posicionado. Además, el tenerlos bien regulados puede ayudarnos a prevenir molestos deslumbramientos que nos hagan perder la atención de la carretera durante unos segundos.

Si quieres saber cómo realizar este reglaje, no te pierdas este post sobre cómo ajustar los elementos de seguridad pasiva del coche.

2. Sistemas de iluminación

No hace falta ni decir que las luces del coche deben funcionar perfectamente. Es muy importante asegurarnos de que se encuentran en buen estado, ya que a veces con el tiempo pierden parte de su potencia y deberemos revisarlo. Por otro lado, desde hace tiempo existen nuevas tecnologías de iluminación que muchos coches a día de hoy incorporan de serie, como pueden ser faros LED o xenón. Estas nuevas tecnologías nos darán una mejor visión de la carretera cuando conduzcamos de noche y por tanto un extra a nuestra seguridad.

Tenemos que tener en cuenta que por la noche nuestro campo de visión se reduce, y si nuestras luces no están en condiciones, la visibilidad se reduce aún más. Esto hará que la distancia de frenado aumente, por eso es tan crucial este punto.

 

cómo conducir de noche3. Evita la fatiga

Si sabemos de antemano que tendremos que conducir de noche, lo ideal es que descansemos bien para afrontar el trayecto en el mejor estado posible. Si ya estamos al volante y notamos los primeros efectos de la fatiga, lo mejor es parar a descansar cada hora u hora y media para reponernos. Algunos coches cuentan con modernos sistemas de detección de fatiga que nos avisaran cuando noten nuestro cansancio al volante. Es muy importante que hagamos caso a las señales de cansancio y paremos a descansar en un lugar seguro, ya que  es la única medida eficaz en estos casos.

4. Busca carreteras en buen estado

Si conocemos previamente cuáles son las carreteras por las que vamos a circular, podremos planear nuestra ruta para evitar aquellas que estén en peor estado o que no tengan una buena iluminación. Siempre será mejor hacer nuestro camino por carreteras bien iluminadas y en buen estado, así evitaremos sorpresas y posibles sustos.

5. Cuida tu vista

Por la noche nuestros ojos tienden a agrandar las pupilas para adaptar nuestra visión a la falta de luz, por lo que veremos peor de lejos aunque no tengamos ningún problema de visión. Si necesitas usar gafas, no olvides ponértelas para conducir de noche. También deberías quitar la luz del interior de la cabina, ya que hará que tengas que forzar la vista para mirar la carretera.

6. Evita las distracciones

Siempre que cojamos el coche hay que evitar todas las distracciones posibles, pero cuando se trata de conducir de noche, este factor cobra más importancia todavía. Factores como el cansancio o la poca visibilidad multiplicarán el efecto de cualquier distracción, haciéndolas todavía más peligrosas.

Y como último consejo para conducir de noche, pero no por ello menos importante:

¡Disfruta del viaje! Conducir de noche puede ser también una experiencia placentera, pon atención a todos estos consejos que te hemos contado, puedes vivir la carretera de una forma segura.

Si buscas un compañero de viaje para las travesías nocturnas, no dejes de visitar Clicars, con coches certificados y revisados para que no tengas que preocuparte de nada, tan solo de disfrutar de la carretera.