Ajustar los asientos y espejos del coche: Reglaje de los sistemas de seguridad

¿Quieres saber cómo ajustar los asientos y espejos de tu coche? En Clicars te contamos paso a paso cómo adecuar estos sistemas de seguridad pasiva, para que tengas la postura de conducción correcta y no te pierdas ni un solo detalle de lo que pasa en la carretera.

Tener una correcta ubicación, posición y visión dentro de nuestro coche nos ayudará a prevenir accidentes y, si estos ocurren, nos ayudará a que sean más leves. En el siguiente vídeo nuestra compañera explica cómo realizar el ajuste óptimo de estos elementos de seguridad pasiva.

 

Distancia del asiento

La distancia correcta del asiento del conductor será aquella que nos permita pisar a fondo el pedal del embrague, con la rodilla ligeramente flexionada, y sin que sea necesario mover ni desplazar nuestro cuerpo.

Si el coche tiene la posibilidad, ajusta la altura del asiento para que la visión quede por encima del volante, aproximadamente a la mitad de la luna del cristal.

Ajuste del Respaldo

Para tener una posición adecuada el respaldo no debe estar en posición vertical, y la espalda debe reposar completamente sobre el mismo. Esta posición también nos ayudará a evitar problemas y lesiones de espalda, por lo que presta mucha atención, prueba hasta que consideres que la inclinación es óptima.

Si has seguido todos los pasos, el siguiente truco te vendrá de perlas. Colócate de la manera más cómoda y estira tus brazos sobre el volante, si todo está correcto tus muñecas deberán quedar justo encima de este, señal de que la posición es la perfecta para salir a rodar.

Por último, para colocar el reposacabezas, la altura correcta es haciendo coincidir el final del reposacabezas con los ojos. Este paso, se suele obviar, pero es de suma importancia ya que se trata de un elemento de seguridad muy importante, que en caso de accidentes puede ayudarnos a prevenir el latigazo cervical. Cuando conduzcamos la cabeza no debe ir nunca apoyada en el reposacabezas.

Regula los espejos

Para no perder ningún detalle de lo que nos rodea, asegúrate siempre de que los espejos están en la posición correcta. El espejo interior debe darte una visión total de lo que ocurre a través de la luna trasera.

Para los espejos interiores, sin movernos de la posición de conducción, tenemos que regularlos hasta ver el horizonte y la calzada. Hay que tratar de que se vea lo mínimo de nuestro coche, esto es muy importante a fin de evitar los ángulos muertos.

Una manera de saber si hemos regulado correctamente los espejos es comprobar si al desaparecer un coche por un lateral del espejo interior, inmediatamente aparece por el espejo de ese lateral por el que ha desaparecido. Si ocurre esto, habremos hecho el ajuste óptimo.

También te puede interesar:

Si has seguido todos estos pasos, habrás aprendido a regular algunos de los sistemas más importantes de seguridad pasiva que tenemos en nuestros coches, y ya deberías tener todo listo para salir a la carretera.