Descuentos para personas con discapacidad al comprar un coche nuevo

Las personas con discapacidad y movilidad reducida, siempre y cuando esté reconocida oficialmente, pueden beneficiarse de una serie de beneficios muy interesantes a la hora de comprar un coche nuevo.

En Clicars nos preocupamos por ti, y por ello queremos informarte debidamente de todo lo que necesites saber. Así que, si es tu caso y quieres poder beneficiarte de los descuentos al comprar un coche con minusvalía, ¡has aparcado en el sitio perfecto!

Adelante, ¡sigue leyendo!

Descuentos y exenciones

IVA

La mayor rebaja, cuando una persona con discapacidad compra un coche, la podremos percibir en el IVA. El importe que, por norma general, debe abonarse es del 21%, pero en el caso de que tengas movilidad reducida, tan sólo tendrás que pagar el 4%. Este importe está únicamente previsto para los coches nuevos o de KM.0 y siempre y cuando estén destinados al transporte de personas con discapacidad, independientemente de quién sea el conductor.

Impuesto de matriculación

Cuando se compre el coche nuevo habrá que notificar al concesionario de la pertenencia de una discapacidad superior a un 33%, así se quedará exento del pago del impuesto de matriculación.

Impuesto de circulación

También se está exento de pagar el impuesto de circulación, notificando la situación ante el ayuntamiento donde se resida.

Coche adaptado minusválido

¿Qué hay que hacer para poder obtener estos beneficios?

El primer paso, antes de comprar un coche con discapacidad, es solicitar los diferentes documentos previamente a Hacienda, siempre con anterioridad a la matriculación del vehículo.

¿Quiénes pueden beneficiarse?

Existen muchas personas que pueden beneficiarse de los descuentos al comprar un coche nuevo con discapacidad, no sólo quienes deben desplazarse en silla de ruedas. Los casos previstos son:

  • Personas con deficiencias visuales o ciegas (y que estén afiliadas a la ONCE)
  • Personas que hayan obtenido la certificación de discapacidad a través de la entidad gestora que opere en su comunidad autónoma.
  • Quienes sean titulares de la tarjeta de estacionamiento de personas con discapacidad, que hayan sido emitidas por sus ayuntamientos o su comunidad autónoma.
  • Quienes dispongan de una pensión por incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez. O bien, con una discapacidad reconocida igual o superior al 33%.

¿Qué condiciones hay que cumplir?

Los descuentos al comprar un coche por discapacidad van sujetos a una serie de condiciones que deben cumplirse. En concreto, las que describimos a continuación:

  • El vehículo adquirido con estos beneficios no podrá venderse ni transferirse en un plazo mínimo de 4 años. En el caso de que no se cumpliera este requisito y el coche fuera vendido o transferido antes del tiempo estipulado desde la matriculación, el titular de la compra deberá abonar el total de los impuestos que no se pagaron en el momento de matricularlo.
  • Para la compra de otro coche, queriendo disfrutar de nuevo de los beneficios, deben transcurrir los mismos años. Sólo en el caso de siniestro total sería posible volver a beneficiarse de dichas condiciones antes del plazo establecido.
  • El uso del vehículo debe ser exclusivo para la persona a quien se le han otorgado los beneficios, es decir, para la persona que padece la discapacidad. Si esa no va a ser la finalidad del vehículo, se extinguirán los beneficios con efecto retroactivo y, evidentemente, si se detecta antes de la compra, directamente no se aplicarán.