¿Existen gafas para conducir de noche? Esta es una de las preguntas más frecuentes entre los conductores que tienen que hacer viajes de noche y usan gafas o no, pero quieren saber si hay algún modelo que les permite ver mejor en condiciones de poca visibilidad. Pero antes de saber qué gafas son mejores para conducir de noche, es importante recordar que si usas gafas graduadas tendrás que usarlas también para conducir y que si no las usas, tienes una serie de gafas polarizadas que evitan destellos y mejoran las condiciones cuando hay sol o mucha luminosidad.

Cuando se conduce de noche, las pupilas tienen que reaccionar de forma brusca, porque pasan de mirar el cuadro de mandos a los espejos retrovisores y después tienen que fijar la visión en lo que sucede en la carretera. Se da un efecto semejante cuando se entra en un túnel y la visión también sufre en condiciones de mucha lluvia o con niebla.

Las gafas para conducir de noche son útiles para diferentes conductores, porque en situación de baja visibilidad como las que se dan en la conducción nocturna se agudizan problemas como el astigmatismo, las luces se perciben con mayor dificultad y la visión tiende a cansarse con más facilidad. Aunque no existen gafas para conducir de noche específicas, sino gafas que ayudan al conductor ante determinados problemas.

Gafas para conducir de noche con materiales antirreflejantes

Uno de los fabricantes que tiene gafas para conducir de noche es Zeiss, un fabricante alemán con gran tradición en lentes que en su gama presenta las DriveSafe, unas gafas para conducir que también sirven para el resto del día. Estas gafas se popularizaron cuando se expandieron los faros LED, xenón o láser, con mayor potencia lumínica y que pueden provocar deslumbramientos en los conductores.

Estas gafas para conducir de noche son producidas en colaboración con Hella, precisamente uno de los fabricantes más famosos de faros para el coche. Básicamente, estos lentes mejoran el contraste y la percepción de las distancias de noche gracias a un material que evita el deslumbramiento. No es un cristal, sino un plástico tallado que otorga una mayor protección contra las luces.

gafas antirreflejantes

Además de estos modelos específicos, que puedes consultar con tu oculista o en los catálogos de las principales marcas, existen gafas que pueden servir como gafas para conducir de noche, pero debes tener en cuenta una serie de consideraciones antes de usarlas. Algunos conductores profesionales utilizan gafas de cristal amarillo, que tienen une película química que atrapa las ondas que emiten, por ejemplo, las luces LED, y que generan una gran molestia.

Gafas polarizadas: ¿sirven para conducir de noche?

Pero no puedes usar cualquier tipo de gafas polarizadas, aquellas que evitan reflejos, como gafas para conducir de noche. Para ello debes tener en cuenta que existen diferentes tipos de filtros solares o polarización que sí pueden ser útiles para una conducción durante el día, pero no durante la noche:

  • Gafas con filtros claros: puedes conducir con ellas, pero dejan pasar bastante luz y no son útiles en días con mucha calidad
  • Gafas coloreadas: permitidas también para ir en el coche, transmiten hasta el 80% de luz y su efectividad es baja en días con mucha luz
  • Gafas un poco coloreadas: protegen en días soleadas y transmiten menos del 50% de luz en todos los casos, por lo que pueden ser una buena opción
  • Gafas oscuras: dejan pasar muy poca luz y son recomendables en días con mucha luminosidad
  • Gafas muy oscuras: no dejan pasar apenas luz y no son aptas como gafas para conducir ni conducir de noche

Realmente, la utilidad de las gafas polarizadas como gafas para conducir de noche no es tal, porque si no hay luz solar, las situaciones principales para las que han sido concebidas no existe.

Las gafas amarillas son una excepción y pueden usarse como gafas para conducir de noche en situaciones como atardeceres o amaneceres, en los que el ojo deja de percibir ciertos colores, pero en las que estas gafas sí funcionan, permitiendo distinguir colores aunque haya poca luz. Pueden ser también gafas para conducir útiles en situaciones como días de niebla o muy nublados. Estas gafas suelen tener también un revestimiento antirreflejos para menguar los problemas de los faros de otros coches o de las farolas.

Antes de comprar unas gafas de noche

Por tanto, más que unas buenas gafas para conducir de noche, lo que tienes que asegurarte es de tener correctamente graduada tu vista y tus gafas habituales, conocer tus problemas de visión y limitaciones. Y sobre todo consulta a tu oculista, porque puede que si no tienes problemas importantes de visión sea suficiente con unas gafas con recubrimiento antirreflejos, mientras que si sufres miopía, hipermetropía o astigmatismo puedes tener unas mejores gafas para conducir de noche con algunos correctivos que mejorarán tu visión.

Y si lo que buscas es un coche de segunda mano con el que recorrer la carretera de noche o de día en Clicars seguro que encuentras la mejor opción.