Las personas con movilidad reducida, discapacidad o alguna diversidad funcional tienen plazas de aparcamiento reservadas. Estos espacios buscan mejorar su accesibilidad en las ciudades o todo tipo de recintos.

Para usar el parking de minusválidos hay que cumplir una serie de requisitos que se justifican con una tarjeta de aparcamiento, de color azul, que ha de lucirse en una parte visible del coche.

En este post te contamos quién puede obtenerla, cómo se tramita su solicitud y dónde puedes encontrar los parkings para minusválidos.

¿Cómo son las plazas de aparcamiento para minusválidos?

Cada Comunidad Autónoma decide cómo serán las plazas de aparcamiento para minusválidos, pero existen unos requisitos mínimos, tanto para el parking privado como público.

  • Cada plaza debe estar señalizada con el símbolo internacional de una persona en silla de ruedas y una señal vertical, en caso de ser un aparcamiento en la calle
  • Las plazas deben estar ubicadas cerca de accesos o pasos de peatones
  • Los métodos de pago, tanto en parking privado o subterráneo como aparcamiento en calle deben tener una altura accesible para el usuario, que va desde los 100 a los 140 centímetros desde el suelo
  • Las plazas para minusválidos tendrán unas dimensiones superiores a las de un aparcamiento habitual. Medirán 5 metros de largo, 2 de ancho, como mínimo; y deberán tener un lateral de al menos 1,5 metros

¿Cómo encontrar las plazas de parking para minusválidos?

No es difícil encontrar los parkings para minusválidos, porque la ley obliga a que por cada 40 plazas se habilite una para personas con movilidad reducida.

No existe una guía para encontrar plazas para minusválidos, aunque sí aplicaciones como Disabled park que, mediante la colaboración de los propios usuarios, han recopilado este tipo de aparcamientos.

¿Cómo conseguir la tarjeta para aparcar en una plaza?

Para solicitar la tarjeta que permite aparcar en zonas reservadas para personas con movilidad reducida es necesario seguir los siguientes pasos:

  • Acreditar que se tiene una discapacidad reconocida de al menos el 33% y justificar un baremo de movilidad reducida. Se necesitan dos documentos que se obtienen en el ayuntamiento de la localidad de residencia
  • Cabe recordar que la tarjeta azul que habilita para aparcar en los parkings para minusválidos es personal e intransferible y su mal uso conlleva sanción
  • Con estos documentos se puede aparcar, no solo en aparcamientos para minusválidos, sino en zonas de carga y descarga, verdes residenciales o azules de zona ORA

¿Puedo reservar una plaza para minusválidos?

Si se cumplen los requisitos y se tiene una tarjeta de aparcamiento para personas con discapacidad, se puede reservar una plaza para uso personal con el fin de aparcar el coche cerca de casa o del trabajo.

Las condiciones dependen de cada ayuntamiento, pero en cualquier caso es necesario acreditar que toda la documentación está en regla. Una vez se concede uno de los espacios, el municipio debe pintarlo y señalizarlo con la matrícula del coche. De este modo se garantiza que la plaza pertenece a una única persona.

Otras informaciones útiles para conductores minusválidos

Además de la información sobre cómo solicitar una plaza de párking para minusválidos, en Clicars te hemos contado en otros post cómo obtener descuentos en la compra de un coche para conductores discapacitados.