Que el frío no te detenga

Ha llegado el invierno y hay que adaptarse al frío. ¿A tu viejo coche le cuesta trabajo arrancar? ¿O simplemente te preocupa mantener el estado de tu vehículo Clicars como nuevo frente a las bajas temperaturas? Se acerca el invierno y hasta arrancar el motor de tu coche se hace más complicado. Nosotros te damos algunos consejos para que todo sea más sencillo:

Precalentar antes de arrancar

Si te has fijado el contacto de tu coche tiene diferentes posiciones. Si tu vehículo es diésel y usas la clásica llave, lo recomendable es que antes de llevarla a la posición de arranque la coloques en la posición anterior y se activarán los calentadores del motor. Tienes que esperar hasta que la luz se apague para arrancar el motor.

Si tu coche en lugar de utilizar llave de contacto utiliza un botón START/STOP, simplemente pulsa el botón y el coche arrancará cuando la luz de los calentadores se apaguen.

Si sigue sin arrancar vuelve a repetir el proceso anterior, a veces los calentadores necesitan más tiempo para calentar el motor.

Cuida tu batería, ¡estas sufren con las bajas temperaturas!

El invierno tampoco le sienta bien a las baterías de nuestros coches. Si ves que las luces del cuadro se apagan levemente durante el proceso de arranque, tu batería te está avisando de que necesita un cambio.

Si te ha costado arrancar hay un testigo al que debes prestar atención: el de precalentamiento. Si se queda encendido tras el arranque debes acudir al mecánico porque los calentadores tienen una anomalía.

Si por fin has arrancado lo recomendable para mantener el estado de tu coche como nuevo es esperar 1 minuto antes de empezar la marcha, y después debes pulsar el acelerador con suavidad hasta que el agua del motor alcance los 80-90º de temperatura. Este simple gesto alargará la vida de tu motor y en particular del turbo.

¡Cuida el exterior!

Si te encuentras con los cristales llenos de escarcha, un poco de alcohol será tu aliado para ayudarte a rascarlo. Si lo que están es empañados, recuerda que lo que mejor funciona no es el aire caliente o frío, sino el aire seco; es decir, ¡enciende el aire acondicionado!

Y por último pero no menos importante, en días de heladas recuerda no lavar el coche o puede que luego no puedas ni abrir las puertas.

¡Hasta el próximo Cliconsejo!