Viajar con perros en el coche requiere seguir una serie de recomendaciones que mejorarán tanto tu confort como el de tu mascota, que puede sufrir en caso de accidente daños importantes si no viaja correctamente y causarlos al resto de ocupantes del coche. Antes de ofrecerte consejos para viajar con perros en tu coche, te pedimos que no abandones a tus mascotas, sobre todo en estas vacaciones de verano.

¿Cómo llevar a mi perro en el coche?

Lo primero que debes saber es que no hay una ley como tal que hable cómo deben viajar las mascotas en el interior de un vehículo, aunque en el Artículo 18.2 del Reglamento General de Circulación se establece que el conductor del coche tiene que poder mantener “su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción”. Por lo que si un perro o un gato viaja suelto en el interior del coche se estaría incumpliendo este precepto.

En siguiente lugar, has de conocer cuáles son los principales elementos que te permitirán viajar con tu perro en tu coche, tanto si es nuevo como de segunda mano y ocasión. Es decir, arneses con dos enganches o los transportines en el maletero y en el suelo del coche, pensados principalmente para todos. La propia DGT ofrece una serie de recomendaciones para usar cada uno de estos dispositivos:

Arnés con enganches: el arnés impide que el perro se desplace hacia adelante, por lo que se evita una carta sobre el conductor. De igual modo hay que proteger a la mascota con un sistema de unión corto para evitar que choque contra los asientos.

Transportín en el suelo del coche: dependiendo del tamaño de la mascota, podremos viajar con ella o no en un transportín. Hay algunos transportines que pueden ir en el suelo del coche debido al poco espacio que ocupan. Es un lugar muy seguro, puesto que en caso de impacto, la energía se absorbe pronto y el habitáculo del animal apenas sufre deformaciones.

Transportín en el maletero: a veces, para viajar en el coche con perros necesitarás un transportín más grande por el tamaño del animal. Cuando no se puede colocar en el suelo del coche deberás llevarlo en el maletero, donde se puede poner en posición transversal a la dirección de la marcha.

Rejilla divisoria: esta rejilla va colocada entre los pilares de la estructura del coche y lo que permite es separar la cabina del maletero, dejando a la mascota cierta libertad de movimientos en la parte trasera sin molestar al conductor. El problema que tiene este método es que en caso de colisión, el animal puede sufrir lesiones muy graves, por lo que lo más adecuado es utilizar un transportín o un dispositivo que permita un mejor agarre de la mascota.

viajar con tu perro en cocheAunque cada vez más españoles tienen mascota, viajar con perros sigue siendo una asignatura pendiente para la mayoría. Según un estudio del RACE y Royal Canin, el 50% no sabe cómo viajar con su perro. Por lo tanto, se someten a los riesgos que provoca viajar con una mascota sin sujeción. Cuando un coche va circulando a una velocidad de 50 km/h, los ocupantes y los objetos que están en el interior del coche se mueven a la misma velocidad en caso de impacto. Por lo que a esa velocidad, en caso de impacto, un perro de 20 kilos tendrá una carga de impacto que superará la media tonelada, lo cual es una carga adicional para los pasajeros del coche y puede reducir o anular la protección de sistemas de seguridad.

Consejos veterinarios para viajar con tu perro

Además de los consejos para viajar en coche con tu perro relativos a la seguridad del habitáculo, existen otra serie de pautas importantes para asegurar el confort de tu mascota. Estos son los consejos de los veterinarios para los viajes con perros:

  • Consulta sobre las condiciones especiales que pueda tener la zona de destino
  • Adecúa la alimentación del animal para evitar problemas digestivos
  • Prepara toda la documentación de la mascota así como las cosas que pueda necesitar: bebedero, comedero, cepillo…
  • Acostumbra a tu mascota desde los primeros meses de vida a viajar con un sistema de retención y sujétalo con la correa antes de sacarlo del coche
  • Realiza paradas frecuentes, imprescindibles para que pueda beber agua fresca y pasear, así como hacer sus necesidades
  • No dejes a tu mascota sola en el interior del coche cuando pares y menos con las ventanas cerradas, sobre todo en zonas de altas temperaturas y al sol
  • Supervisa en todo momento el estado del animal y ante cualquier síntoma anómalo, contacta con un veterinario
  • Recuerda limpiar el transportín antes y después de cada uso, evitando suciedad o la presencia de hongos como consecuencia de la humedad

Multas por no viajar correctamente con tu perro en el coche

Aunque como hemos comentado no existe una norma específica que regule cómo debe viajar con tu perro en el coche, al existir reglamentos que afectan colateralmente a cómo viajamos con nuestras mascotas, la Guardia Civil recuerda a través de sus cuentas en redes sociales las sanciones que podemos recibir en caso de no usar dispositivos de amarre o seguir los consejos aquí dispuestos.

Así, no viajar correctamente con tu perro en el coche puede acarrear multas de hasta 500 euros para los casos más graves. Las multas van desde los 80 euros, si el animal no tiene los sistemas de sujeción correctos, hasta los 200 o el tope de 500 si el perro ha invadido el espacio del conductor o viaja en su regazo, suelto. En este último supuesto, además, se considera una infracción muy grave, lo que implicaría una retirada de 6 puntos del carné.