Los coches con etiqueta Cero se han vuelto una de las compras más interesantes porque permiten el acceso sin restricciones al centro de cualquier ciudad y tienen descuentos en los aparcamientos. Con la etiqueta cero de la DGT encontrarás coches 100% eléctricos o híbridos enchufables con una autonomía eléctrica superior a 40 kilómetros. Son, según la clasificación que estableció Tráfico en 2016, los más limpios del parque automovilístico español, aunque en esta categoría hay coches muy diferentes: desde pequeños utilitarios hasta SUV 4X4.

Lo primero que has de saber es que los coches con etiqueta Cero tienen una pegatina azul en el parabrisas en la que figura un código QR con la siguiente información:

  • Año de matriculación
  • Marca y modelo
  • Combustible
  • Categoría y autonomía eléctrica
  • Nivel de emisiones EURO
  • Potencia fiscal

A estas informaciones hay que sumarles el propio número que identifica la categoría a la que pertenece el coche con etiqueta Cero, el número de la etiqueta así como el número de matrícula y fuente de energía empleada por el coche con etiquete Cero y que puede ser:

  • BEV: coche eléctrico de batería
  • REEV: coche eléctrico de autonomía extendida
  • PHEV: coche híbrido eléctrico enchufable con una autonomía mínima de 40 kilómetros
  • FCEV: coche eléctrico de célula de combustible
  • HCEV: coche de combustión de hidrógeno

¿Qué ventajas fiscales y descuentos tienen los coches con etiqueta cero?

Las principales ventajas de las que gozan los coches con etiqueta cero de la DGT son poder superar las restricciones de movilidad vigentes en el centro de ciudades como Madrid o Barcelona, donde existen áreas de bajas emisiones, un tipo de zonas perimetradas que pronto podrían instaurar otros ayuntamientos. La razón está la recientemente aprobada Ley de Cambio Climático que obliga a las ciudades de más de 50.000 habitantes a tener una zona de bajas emisiones.

Los coches con etiqueta Cero emisiones también tienen ventajas fiscales. Uno de los impuestos de los que se ven beneficiados es el de matriculación, que los conductores de este tipo de vehículos no pagan. Igualmente, hay que sumar el tributo que los coches pagan por emisiones de carbono y que es prácticamente nulo en el caso los coches con etiqueta Cero. A nivel municipal, algunas ciudades aplican descuentos en los coches eléctricos. En el caso del impuesto de vehículos de tracción mecánica, el descuento para los coches con etiqueta Cero puede llegar al 75%. Otra punto a favor de los coches con etiqueta Cero es el aparcamiento. En el caso de Madrid y Barcelona tienen rebajas y prioridad a la hora de acceder a las zonas residenciales.

Si vives en las Islas Canarias, contarás con un beneficio fiscal adicional, porque en esa comunidad existe un impuesto del que están exentos los coches con etiqueta Cero. Las reducciones también afectan al IRFP, porque en el caso de tener una empresa y ceder uno de estos coches a un empleado, podrás recibir una retribución en especie sobre el impuesto del trabajador. Los autónomos también pueden acogerse a rebajas. Por regla general, los conductores de coches con etiqueta Cero tienen una reducción del 30% en el IRPF.

Coches con etiqueta cero dentro del Plan Moves

Si optas por comprar un coche con etiqueta Cero de la DGT también te podrás ver beneficiado por las ayudas del Plan Moves, cuya tercera edición acaba de ser aprobada. Si compras un coche eléctrico puedes recibir hasta 7.000 euros mientras que si optas por un híbrido enchufable recibirás hasta 5.000 euros.  O mejor incluso, puedes optar por uno de estos coches de segunda mano a un precio más económico y con la revisión más completa del mercado en Clicars. A continuación, te dejamos una lista con las mejores opciones:

Dacia Spring: el SUV eléctrico más barato del mercado, con 230 kilómetros de autonomía
Fiat 500 eléctrico: un urbano que se vende con dos motores, uno de 95 CV y otro de 118 que tiene hasta 320 kilómetros de autonomía
Renault Zoe: uno de los pioneros en la movilidad eléctrica que ha crecido en prestaciones y rendimiento: tiene una versión de casi 400 kilómetros de autonomía
Opel Corsa-e: uno de los eléctricos con mejor relación calidad precio del mercado y que comparte plataforma y tecnología con el Peugeot e-208. Tiene autonomía de más de 200 kilómetros.

opel corsa-e
Kia e-Niro y Kia Niro PHEV: en la gama del SUV 4X4 de la marca coreana hay dos versiones con etiqueta Cero, un 100% eléctrico, con 288 kilómetros de autonomía; y un híbrido enchufable con 141 CV y autonomía de 58 kilómetros
Hyundai Ioniq eléctrico y PHEV: un compacto concebido con la misma filosofía que el anterior, con una versión 100% eléctrica con más de 300 kilómetros de autonomía y una híbrida enchufable con 66 kilómetros. Tanto en el caso del Kia Niro como del Hyundai Ioniq existe otra variante híbrida convencional, pero con etiqueta ECO
Renault Mégane E Tech: la versión híbrida enchufable del compacto, que equipa un motor de 160 CV y homologa una autonomía eléctrica de 50 kilómetros
Peugeot 508 Hybrid: una berlina híbrida enchufable con un motor de 225 CV y con una autonomía eléctrica que puede alcanzar los 52 kilómetros


Mitsubishi Outlander PHEV: el rey de los híbridos enchufables durante años, por su comodidad para viajar y prestaciones. Tiene 45 kilómetros de autonomía
Toyota Mirai: una berlina de hidrógeno con un motor de 182 CV que puede alcanzar los 650 kilómetros de autonomía