Comprar un coche de segunda mano financiado es una opción a la que recurren cada vez más conductores, porque permite comprar un coche de modo flexible, con pagos fraccionados que facilitan el acceso a los vehículos. Además, en algunos casos puedes encontrar condiciones ventajosas más allá de las cuotas divididas en el tiempo. Existen dos formas de comprar un coche de segunda mano y ocasión, una a través del banco y otra a través del concesionario.

Comprar un coche de segunda mano financiado en el concesionario

Financiar la compra de un coche de segunda mano en el concesionario es el modo más directo. Las marcas suelen hacer descuentos bajo esta fórmula, que consiste en la entrega de una cuota inicial o entrada, a la que suceden pagos en mensualidades durante un periodo que suele ser de media cinco años. Finalmente, existe una cuota final o de salida con la que se completa la compra de un coche financiado de segunda mano.

Comprar un coche de segunda mano financiado es un proceso que, a veces, se puede interrumpir mediante una cuota de cancelación, que suele ser importante. Las ventajas de financiar un coche de segunda mano con un concesionario son los servicios de mantenimiento con el taller, para el que además se suelen ofrecer interesantes descuentos. Además, mediante la compra financiada de un coche de segunda mano se obtienen ampliaciones de la garantía comercial o de las condiciones que se establecen en este sentido.

Como hemos comentado, comprar un coche por un concesionario es un método cómodo, que suele evitar papeleos y requisitos o estudios como los que proponen los bancos, aunque las redes de venta también son capaces de financiar el 100% del coche y son flexibles en la cantidad a financiar.

Comprar un coche de segunda mano financiado en el banco

El otro modo de comprar un coche de segunda mano financiado es pidiendo un crédito al banco. Para optar por este método lo que tienes que hacer es dirigirte a tu sucursal y pedir un préstamo personal, aunque algunas entidades ofrecen un tipo de crédito especial para estas operaciones llamado “préstamo coche”.

Pero comprar un coche de segunda mano financiado en el banco tiene más requisitos que si lo haces por el concesionario. En algunos casos te requerirán aportar nóminas o la declaración de la renta, aunque si pides el préstamo en tu oficina, es posible que ya tenga esta información. Y te será más difícil acceder a otros servicios que pueda ofrecerte el concesionario.

A diferencia de lo que sucede con la compra financiada en un concesionario, en el banco la cantidad no la fija el prestador, sino que el cliente puede solicitar el importe que necesite. Al igual que en el concesionario, es un método flexible y equilibrado, a través del que el comprador puede poner parte del importe con sus ahorros y financiar el resto del coche con el préstamo.

 

como financiar coche segunda mano¿Comprar un coche financiado por el banco o por concesionario?

Como te hemos comentado hasta aquí, financiar un coche por el banco o a través de un concesionario dependerá del dinero inicial que dispongas, de la rapidez con que necesites el crédito o de los plazos que quieras tener para la financiación del vehículo. Lo recomendable, en cualquier caso es que pidas un proyecto de financiación, independientemente de la fórmula que elijas, donde se refleje la cuota mensual, conceptos que incluye o las cláusulas adicionales que pueda contener.

Si necesitas un crédito rápido, el método que mejor se adapta a ti es la compra financiada a través de un concesionario, que también tiene es una fórmula aconsejable.

Comprar un coche de segunda mano con tarjeta

En algunas ocasiones, si el coche de segunda mano no supera los 3.000 euros, podrás efectuar la compra recurriendo una tarjeta de crédito. Pero es una fórmula que implica unos altos intereses con respecto a otras opciones. Las ventajas de utilizar este método son que tú eliges cuánto devuelves al mes, con un mínimo de 30 euros, en cuántos plazos e incluso algunos bancos ofrecen un descuento que puede llegar al 3% de la compra. Comprar un coche de segunda mano con tarjeta puede ser una opción para importantes pequeños y plazos cortos.

Otra fórmula que ofrecen algunas entidades financieras es la compra de un coche mediante la multiopción, a través de la que el cliente paga una entrada y una serie de cuotas mensuales. Cuando esta multiopción caduca, el cliente puede decidir si quiere o no quedarse con el coche o lo devuelve o cambio por otro de la misma marca. Es un método semejante al de la suscripción y en la cuota se incluyen el seguro o el mantenimiento del vehículo.

Financia tu coche de segunda mano con Clicars

Para que puedas comprar el coche de segunda mano y ocasión que mejor se adapta a ti en Clicars te ofrecemos una financiación sencilla. Trabajamos con las entidades bancarias más importantes para ofrecerte siempre la mejor oferta del mercado actual y nos encargamos de todos los trámites para que solo tengas que preocuparte de conducir tu coche.

A través de nuestra página web puedes simular cuánto te costará comprar un coche de segunda mano financiado. La respuesta la obtendrás en apenas unos minutos y no necesitarás cambiar de entidad para tener un coche del modo más flexible, eligiendo cómodamente lo que necesites. Decide cuál será tu próximo coche y calcula tú mismo el importe mensual que más te interesa.