Etiqueta medioambiental: todo lo que debes saber

La preocupación medioambiental por parte de la sociedad y el crecimiento de la polución, está calando en las instituciones, que están decidiendo tomar medidas que reduzcan la contaminación. El tráfico es uno de los principales causantes del detrimento de la calidad del aire y del aumento de las emisiones y por ello, se están implantando legislaciones al respecto.

La aplicación de medidas gubernamentales en este área son, ahora más que nunca, una necesidad imperante. Las restricciones a los grandes núcleos urbanos, como Madrid o Barcelona, o la implantación de protocolos de contaminación son alguna de las medidas tomadas. Siguiendo esta línea, la Dirección General de Tráfico ha tomado la decisión de implantar un distintivo para la identificación de los vehículos que menos contaminen.

La medida se ha materializado en forma de adhesivo que señala el grado de emisiones según su color y su inicial, con el objetivo de premiar a estos modelos frente a las políticas de restricciones en acceso, reconociéndolos de forma más fácil. En un inicio, la DGT envió a domicilio la identificación para los nuevos compradores de vehículos cero emisiones. Actualmente, puede adquirirse por 5 euros en diferentes ubicaciones: correos, colegio de gestores administrativos o en tu taller de confianza.

 

Tipos de etiquetado

 

 

  • Etiqueta Cero Emisiones

 

De color azul, este identificativo engloba a todos los vehículos clasificados en el Registro de Vehículos como Vehículos de Batería (VEMB), Vehículo Eléctrico de Autonomía Extendida (REEV), Vehículo Eléctrico Híbrido Enchufable (PHEV) con una autonomía mínima de 40 kilómetros o vehículos de pila de combustible.

 

distintivo medioambiental

 

  • Etiqueta Eco

 

Esta pegatina consta de la palabra Eco en mayúsculas y se divide en dos colores, azul y verde a partes iguales. Está destinada a turismos, furgonetas ligeras, vehículos de más de ocho plazas y vehículos destinados al transporte de mercancías que estén recogidos en el Registro de la DGT como vehículos híbridos enchufables con autonomía de 40 kilómetros, Vehículos Híbridos No Enchufables (HEV), vehículos propulsados por gas natural, vehículos propulsados por gas natural  (GNC y GNL) o gas licuado del petróleo (GLP).

 

 

  • Etiqueta B

 

La letra B y el color amarillo deberá usarse para turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculados a partir de enero del año 2000 y de diésel a partir de enero de 2006. En el caso de los vehículos de más de ocho plazas y dedicados al transporte de mercancía entrarían en este rango cuando la matriculación sea a partir de 2005, tanto en diesel como gasolina.

 

 

  • Etiqueta C

 

A los turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculados a partir de enero de 2006 y diésel a partir de 2014 les pertenece este identificativo. Los vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías también entran dentro de esta categoría.

En cuanto a su colocación, se recomienda poner el distintivo en un lugar visible, preferentemente en el ángulo inferior derecho del parabrisas delantero, de este modo las autoridades podrán identificar el vehículo de forma más rápida.

Actualmente, la utilización del adhesivo no es obligatoria a nivel nacional, a pesar de que cada administración puede tomar la determinación que crea conveniente, como es el caso de Barcelona que ha decidido la obligatoriedad de uso bajo penalización debido al inicio de restricciones de tráfico para los vehículos más contaminantes.

En el caso de Madrid, el ayuntamiento ha aprobado el nuevo Plan Anticontaminación, en el que se preveen distintos escenarios según los niveles de gases nocivos. Las restricciones se determinarán según los niveles de emisiones de los vehículos, haciéndose una criba a través de la etiqueta del vehículo. Por tanto, sin el adhesivo correspondiente no se podrá circular por el centro de la ciudad.

Puedes comprobar la etiqueta que te corresponde aquí.