Museos del automóvil en España

Visitar museos siempre es una buena opción; con los niños, con la familia, con los amigos o hasta solos. Es la mejor manera de culturizarse, aprender y ampliar los conocimientos. Ver y experimentar, en primera persona, todas aquellas cosas que hemos leído en libros, visto en la televisión o buscado por internet.

¿Pero qué pasa cuando, además, los museos están dedicados a nuestra pasión? Pues que todo se vuelve, entonces, mucho más divertido y la experiencia se hace realmente fascinante.

Pese a que en España no tenemos tanta tradición automovilística como, por ejemplo, en Inglaterra o Alemania, no podemos quejarnos, puesto que en nuestro país también hay muchísimos museos del automóvil.

¿Quieres saber cuáles son los imprescindibles que cualquier apasionado del motor debe visitar? ¡No puedes perderte este post! En Clicars estamos dedicados a ofrecerte toda la actualidad del mundo del automóvil, así que… ¡arrancamos motores!

Museo de la historia de la automoción (Salamanca)

Puede que éste sea el mejor y más importante museo del automóvil en España. Inaugurado en el año 2001, a raíz de un acuerdo entre el Ayuntamiento de Salamanca y la familia Gómez Planche, este museo es el encargado de preservar y dar a conocer el patrimonio automovilístico de nuestro país. A través de más de 80 coches diferentes, el visitante podrá disfrutar de un museo realmente único y completo.

La entrada cuesta 4 euros, y permanece abierto al público de martes a domingo, de 10 a 14 horas y de 17 a 20 horas.

mejores museo automovil

Museo Fundación RACE (San Sebastián de los Reyes)

Bajo las tribunas de las rectas del circuito de Jarama, más de 500 metros cuadrados recogen el contenido de este fascinante museo. Abierto en el año 1998, el museo se divide en dos zonas: la exposición y la biblioteca. Todas las piezas que se pueden contemplar se encuentran en perfecto estado de conservación. Entre sus coches más destacados se encuentra un Delahaye del 1899, un Mercedes Simplex, de 1904, y un Delaunay & Belleville, de 1908.

La entrada es gratuita, y su horario es de lunes a viernes de 10 a 14 horas.

Museo de los Jardines de Sabatini (Madrid)

Este museo del automóvil es una exposición permanente ubicada en el interior de un hotel. Se encuentra situado entre el Palacio Real y los Jardines de Sabatini y mantiene sus puertas abiertas al público todos los días del año, durante las 24 horas del día.

A través de un tour guiado, los visitantes podrán conocer cómo era el Madrid de principio del siglo XX, a través de las fotografías y los vehículos que conservan de la época. Entre sus grandes joyas está un Ford T, del año 1965, y un BMW Isetta de los años 50.

El único inconveniente es que, para poder visitarlo, es necesario estar hospedado en el hotel. Así que quizás sea un buen momento para homenajearse con unas merecidas vacaciones…

Museo del automóvil de Málaga

Este es, sin duda, un museo obligado para todos los verdaderos amantes del mundo del motor.

Situado en la parte antigua de la magnífica ciudad, se divide en diversas secciones: La Belle Epoque, Art Deco, Excéntricos, Tradición inglesa, Populares… A través de este impactante recorrido, el visitante puede observar la evolución que ha ido teniendo automóvil durante el siglo XX, así como conocer todos aquellos vehículos ideados para poder circular con energías alternativas, como el vapor o la electricidad. El precio de la entrada está alrededor de los 7’5 euros, y su horario de visita es de martes a domingo, de 10 a 19 horas.

Museo Torre de Loizaga (Vizcaya)

Lugar de culto indiscutible para los apasionados del Rolls-Royce. No en vano, es el museo de automóvil con la más importante y extensa colección de los vehículos de esta marca en Europa. Situado en el Castillo de Concejuelo, alberga en su interior, como mínimo, una pieza de cada modelo fabricado entre los años 1910 y 1988. El precio va desde los 4 hasta los 7 euros (gratis para los menores de 12 años), y abren sus puertas a los visitantes todos los domingos y días festivos, de 10 a 15 horas.

Además de éstos, también se puede visitar el museo de coches antiguos de Las Palmas, el GEVICAR, en Barcelona, el museo de la Automoción Roda, en Lleida, el museo automovilístico de Melilla…

Si te ha gustado también puedes pasarte por nuestro artículo con los mejores coches de colección donde descubrirás cuáles son las mayores joyas dentro del mundo del motor.