Trucos para arrancar el coche sin batería

Ir a coger el coche y ver que la batería no funciona, es realmente frustrante. Pero si somos conductores habituales, es una de las averías más comunes con las que nos podemos encontrar. La batería no nos avisa; simplemente, deja de funcionar y, para qué negarlo, siempre ocurre en el peor momento. Los motivos pueden ser muchos, desde un despiste, al habernos dejado las luces encendidas, hasta algún otro tipo de avería que pueda ser más importante. Sea como sea, debemos revisar nuestro vehículo e intentar solucionar el problema.

Pero, mientras tanto, en ese momento tan desesperante, solo tenemos dos opciones: llamar a la grúa o intentar arrancar el coche como sea. La segunda es posible si se sabe cómo hacerlo, por ello, vamos a dar una serie de trucos para arrancar el coche sin batería. Así que no desesperes porque ¡has aparcado en el sitio perfecto!

No te quedes tirado

Pinzas

Lo primero que todos intentamos, cuando vamos a coger el coche y vemos que no hay manera de arrancar, es utilizar las pinzas. Es un recurso fácil, rápido y efectivo, pero no siempre tenemos pinzas a nuestro alcance ni otros vehículos que nos puedan socorrer, así que vamos a entrar, en más detalle, en otros trucos que no requieran su uso.

Empujar

Esta opción también es muy común, ¿quién no ha empujado un coche en su vida? Pero tampoco podemos hacerlo solos, así que habrá que pedir ayuda a algún buen samaritano que esté por las cercanías. Lo ideal es buscar un lugar en bajada, para que sea más sencillo empujar el vehículo. Entonces, es el momento de ocupar posiciones: uno al volante, y el resto empujando, aplicando toda la fuerza y peso a favor del coche. El que esté al volante deberá poner primera y, mientras es empujado, intentará arrancar el coche girando la llave del contacto. Además, pisará el acelerador al máximo para facilitar el arranque. Si todo sale según lo previsto, el coche debería arrancar, así que es el momento de meter segunda y circular. ¡No lo pares hasta que llegues a destino! Es importante seguir circulando para que se recargue la batería y no vuelva a pasar lo mismo.

coche sin bateria

Gato y cuerda

El siguiente truco para arrancar el coche sin batería es, también, muy viejo y, por lo tanto, completamente efectivo. En esta ocasión, no necesitaremos la ayuda de nadie, lo que puede ser bastante conveniente si viajamos solos y nos quedamos tirados donde nadie puede ayudarnos, aunque sí tener un poco de maña, llevar un gato y una cuerda. El resto, es pan comido… aunque si es la primera vez que lo haces, quizás necesites varios intentos. La idea es muy fácil y simple. Lo primero que hay que hacer es colocar el gato debajo del coche y levantarlo, de manera que una de las ruedas del tren de tracción quede suspendida en el aire. Entonces, hay que meter la primera marcha y colocar la cuerda rodeando la rueda que está elevada. Es en ese momento cuando tiraremos de la cuerda con toda nuestra fuerza, para conseguir que el giro brusco que habremos provocado consiga hacer girar el motor a la suficiente velocidad como para activarse.

En Clicars queremos ayudarte a que disfrutes de tu coche, a que tus viajes sean placenteros y tu seguridad la más adecuada. Por ello, siempre te traemos los mejores consejos, como estos trucos para arrancar el coche sin batería, e intentamos mantenerte informado de todas las novedades y curiosidades del mundo del motor.