Comprar un coche de segunda mano es una gran opción para aquellos que quieren tener a un coche a buen precio. Pero es un tipo de compra más complicada que la tradicional, y  por eso, te traemos unos consejos para comprar un coche de segunda mano para antes y después de la compra.

Hay trámites que deberías hacer antes de comprar un coche usado, pero a modo de recordatorio te aconsejamos, por ejemplo que solicites un Informe de Antecedentes del Vehículo de la DGT para comprobar que todo está en orden, tanto a nivel de multas como de impuestos. De igual modo, existen certificadores de coches que comprueban detalles como que los kilómetros por los que se vende son reales. No tendrás que lidiar con estas preocupaciones si compras online tu coche en Clicars, puesto que todos nuestros vehículos están garantizados con la revisión más completa del mercado, basada en 250 puntos de control y nos ocupamos de todo el papeleo, para que solo tengas que preocuparte por disfrutar en la carretera.

Documentos necesarios

Si vas a optar por comprar un coche de segunda mano a un particular, es importante que pidas una prueba dinámica antes de comprar. Ya que es muy importante asegurarte de que elementos como los frenos, la caja de cambios, el motor, la electrónica, los neumáticos, las suspensiones o detalles de la carrocería que no se perciben a simple vista. Si después de esta inspección piensas que es la opción ideal, sigue adelante con el contrato de compraventa y el Impreso de Solicitud de Cambio de Titularidad.

Resuelto el contrato de compraventa, que deberás acompañar de documentos como una fotocopia de tu DNI, la copia del Permiso de Circulación o una copia de la Ficha Técnica, deberás pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, cuyo abono se puede hacer de modo online o en un banco y siempre en la oficia de Hacienda de la Comunidad Autónoma en la que reside el comprador. El pazo del que dispones son 30 días hábiles a partir del momento en que se ha suscrito el acuerdo de compraventa.

como comprar coche segunda mano

El siguiente paso para poder circular con tu coche de segunda mano y ocasión es obtener un nuevo Permiso de Circulación que puedes conseguir en cualquier Oficina de Tráfico, pero también puedes hacer trámites como el pago de las tasas del mismo a través de la aplicación miDGT, lanzada por Tráfico para facilitar este tipo de situaciones. Sea cual sea la vía elegida, tendrás que recopilar documentos como el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, el propio contrato de compraventa, los DNI de los que han participado en la operación, así como los citados Permiso de Circulación y Ficha Técnica del Vehículo, así como el justificante del pago del Impuesto de Circulación del ejercicio previo y el Impreso de Cambio de Titularidad firmado.

Otro detalle importante que deberás tener en cuenta para poder circular con tu coche de segunda mano recién comprado es el seguro. Puedes heredar la póliza del anterior propietario, siempre que la compañía aseguradora lo permita porque tu perfil de conductor es compatible con el del anterior. O puedes optar por contratar un seguro con tus propias condiciones. Completos estos trámites burocráticos, estás listo para empezar a circular con tu coche de segunda mano y ocasión.

Las ventas entre particulares incurren riesgos adicionales que no tendrás si optas por comprar en Clicars, donde tienes un periodo de prueba de 15 días o 1.000 kilómetros con el que te aseguras de que tu coche es la opción correcta. Este periodo y distancia son más que suficientes para saber que todo marcha correcto con tu nuevo coche. Por esta y otras ventajas, en nuestro concesionario online denominamos a los vehículos que vendemos como de Buena mano, una consideración que toman gracias a todas las garantías que tienen.

Puesta a punto

Como consejos para comprar un coche de segunda mano, tenemos también que hablar de los primeros pasos tras la compra del coche. Nunca está de más que antes de ponerte a conducir tu coche de segunda mano lo lleves a un taller de confianza para darle un último vistazo, por ejemplo, si vas a emprender un viaje largo con él. De hecho, algunos talleres ofrecen este servicio permitiendo que vendedor y comprador estén presentes y lo hacen por un precio de 40 euros o de 60 si se utiliza una revisión completa con diagnosis electrónica. En este último caso obtendrás un informe con los fallos o averías del vehículo, así como una pequeña explicación de los mismos.

En este conjunto de pasos posterior a la compra también es interesante comprobar los neumáticos y no solo superficialmente, sino viendo su año de compra. Puede que que la banda de rodadura no esté desgastada, pero ello no implica que la rueda esté en correcto estado. Corres el riesgo de que hayan sufrido cristalizaciones que pueden provocar perdidas de adherencia y otros problemas.

Haz también un cambio del aceite para así tener una referencia clara de cuándo tener que hacer el siguiente. Más líquidos a tener en cuenta: el refrigerante, un cambio que es aconsejable acompañar de la descarga del radiador. Los filtros del aire o los discos de freno son otros elementos que has de considerar cambiar para una correcta experiencia de tu coche de ocasión y segunda mano. A todo esto hay que unirle cuestiones más estéticas como una limpieza a fondo que, en el contexto actual, puede venir acompañada de productos como el ozono, que certifican una completa desinfección.

 

Esperamos que estos consejos para comprar un coche de segunda mano te hayan sido útiles. Si tienes cualquier duda nuestros asesores expertos están disponibles para ti, llámanos al 919 015 000  y te ayudaran a encontrar el coche de segunda mano perfecto para ti.