Las bajas temperaturas son uno de los principales peligros que afrontan los coches en los meses de invierno. Sobre todo, aquellos que duermen fuera de garajes.

En este post te daremos una serie de consejos para proteger el coche de las heladas y del frío. Recuerda que hemos elaborado otras entradas útiles para estas fechas como trucos para conducir con nieve o cómo quitar el hielo del parabrisas del coche.

Y es que de noche, si los termómetros bajan de los 10 grados, las mecánicas de los vehículos pueden sufrir daños irreparables. Pero también los parabrisas o las cerraduras.

Así puedes evitar que se forme hielo en el coche o quitarlo si ha sucedido.

Protege el coche de las heladas con una lona

Los coches también llevar ‘abrigo’ contra las heladas. Un modo útil de protegerlos es con una lona que lo cubra completamente. Así evitarás que se congelen las piezas o que incidencias temporales como tormentas y granizo dañen la carrocería.

Hay modelos de lonas pensados para todo tipo de vehículos. La mayoría son autoajustables, por lo que no es difícil colocarlas en los coches.

Este modo de protección frente a las heladas evita tener que rascar el hielo de los parabrisas. Hay lonas para evitar las heladas que solo cubren esta parte del coche y que son, por tanto, más discretas.

Proteger el coche de las heladasProteger los parabrisas contra las heladas

Mantener libre los parabrisas es clave para evitar heladas en el coche. Si la luna del vehículo se congela, los limpiaparabrisas se dañarán y tendrás un grave problema.

Uno de los modos para evitar que esto suceda es dejando levantadas las gomas o usando algún material para evitar que tengan contacto directo con el parabrisas.

De este modo evitarás que las gomas de los parabrisas del coche se endurezcan y se cuarteen. El líquido del limpiaparabrisas también es importante.

Emplea siempre líquido anticongelante, porque si únicamente empleas agua se congelará y no cumplirá su función.

Accesorios para quitar heladas del coche

Si no has conseguido evitar las heladas en el coche con el método anterior, puedes usar otros productos como:

  • Una rasqueta para quitar el hielo de las lunas (úsala con cuidado)
  • Un producto descongelante para emergencias

Conducir al ralentí contra las heladas en el coche

Es necesario proteger también el interior del coche contra las heladas, no únicamente el exterior. Las heladas afectarán al rendimiento del vehículo, que tendrá dificultades para arrancar.

Si se inicia la conducción cuando el aceite, el líquido de dirección o de los frenos están fríos, podrían dañar algunas piezas importantes de la mecánica del coche.

De ahí que sea fundamental que, antes de lanzarte a la carretera, mantengas el coche en ralentí durante unos minutos para calentar la mecánica y el interior del coche.

Proteger las cerraduras del coche contra las heladas

Si las temperaturas bajan mucho pueden llegar a congelarse las cerraduras del coche. Si esto sucede, no se recomienda abrir el vehículo a la fuerza. Podría dañarse el mecanismo.

Para descongelar las cerraduras se recomienda usar alcohol o un secador. También existen aerosoles que disuelven la congelación.

Problemas con la batería por las heladas en el coche

Las heladas pueden afectar a un elemento valioso en el coche como es la batería. Esto puede ocasionarte un problema relevante y es que el vehículo no arrancará.

Para evitar problemas con la batería durante las heladas, vigila su antigüedad y si ha cumplido más de la mitad de su vida útil de uso, reemplázala.