Al igual que el GLP, el GNC también es un gas que se puede instalar en los vehículos convirtiéndolos en modelos bifuel. Esto hace posible que se reduzcan las emisiones a la atmósfera y se cuide el medioambiente. Con el paso de los años, se ha ido expandiendo el uso del GNC, tanto que ha llegado a los autobuses de la EMT. Concretamente, estos autobuses utilizan el biometano que se produce en la planta de tratamiento de biogás de Valdemigómez, en Madrid, pero ¿es el GNC rentable? 

Aunque está menos extendido que el GLP, el Gas Natural Comprimido, GNC, se puede repostar en numerosas gasolineras. Lo cierto es que, aunque empezó con un precio muy similar al del GLP, en los últimos meses está sufriendo un aumento de precio notable.

¿Qué es el GNC y cuál es su rentabilidad? 

El Gas Natural Comprimido está compuesto por gas natural almacenado a presiones de 250 bares y produce escasas cantidades de CO2. A diferencia del petróleo, no necesita recibir tratamientos extra y adaptarse a motores térmicos e híbridos. Aunque se trata de un combustible alternativo bastante extendido, sigue siendo algo complejo encontrar gasolineras que tengan disponible este gas.

Lo cierto es que el GNC sí es rentable. Al igual que con el GLP, los vehículos convencionales se pueden transformar y tiene un precio comprendido entre 1.600 y 3.200 euros, pero dicha inversión se puede recuperar en unos pocos meses. No obstante, también te podrás beneficiar de una bonificación del 75% en el impuesto de vehículos de tracción mecánica y están exentos de abonar el impuesto de matriculación.

Al igual que el resto de vehículos con etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico, también estará bonificado el paso por peajes y el aparcamiento en las zonas de estacionamiento regulado.

Recuerda que en Clicars tienes disponible una gran variedad de coches con GNC de segunda mano. Estos coches te ofrecerán una mayor eficiencia al circular, tendrás menos ruidos y vibraciones y además, podrás circular en escenarios de alta contaminación.