¿Coche automático o manual? ¿Cuál comprar? Hace unos años, los conductores no se habrían hecho esta pregunta, pero los coches automáticos son cada vez más frecuentes. Con todo, los hay que siguen prefiriendo tener ellos el mando del pomo y siempre optan por un coche manual. 

Hoy te contamos cuáles son las ventajas y los inconvenientes de usar un coche manual o un coche automático. Recuerda que en Clicars puedes buscar estas opciones por separado:

Ventajas de un coche manual de segunda mano

Los coches manuales de segunda mano y ocasión son más frecuentes en mercados como el europeo, no ocurre lo mismo en el estadounidense. Por lo general, los coches manuales son más baratos y aportan una mayor sensación de control. 

Estas son las ventajas de los coches manuales de segunda mano y ocasión

  • Más baratos: los coches de segunda mano y ocasión manuales tienen un precio menor que un equivalente automático. Su mecánica es más sencilla.
  • Menor gasto con buena conducción: los cambios automáticos, por su propio funcionamiento, suelen tener un gasto de carburante mayor. Los coches manuales de segunda mano y ocasión consumen menos, siempre y cuando utilices bien las relaciones de marchas. Para ello, los coches más modernos indican cuándo se debe subir o bajar de marcha con un luminoso en el cuadro de mandos. 
  • Conducción dinámica: coches como los deportivos siguen haciéndose manuales y así seguirá siendo. Los cambios manuales propician siempre una conducción más deportiva, puesto que el conductor decide cuando cambiar. Aquí hay que diferenciar también entre los cambios manuales de marchas cortas, que requieren una mayor pericia, y los de marchas largas, menos ágiles. 
  • Una gama más amplia de segunda mano: cada vez hay un mayor número de coches de segunda mano y ocasión automáticos, pero los manuales siguen siendo aún mayoritarios. Además, los cambios manuales son norma en los coches más pequeños. 
  • El coche con el que sales de la autoescuela: salvo contadas ocasiones, el coche con el que cualquier conductor español aprende a conducir es manual. Es la base para conducir después cualquier otro cambio. Los coches manuales de segunda mano y ocasión ayudan a mejorar las primeras destrezas de los noveles y con ellos ganan confianza.

Ventajas de un coche automático de segunda mano

Los coches automáticos de segunda mano y ocasión son cada vez más frecuentes. Su uso ha aumentado junto con la expansión de los coches híbridos o eléctricos. Su mayor ventaja redunda en la comodidad. Los que los prueban suelen quedarse.

  • Adaptación al futuro: el futuro de la automoción es eléctrico y los coches cero emisiones, salvo rarezas, son todos automáticos, de ahí que si te familiarizas con uno de estos coches tendrás ganado terreno en la automoción del futuro.
  • Comodidad y versatilidad: los cambios automáticos son más cómodos. En la mayoría de los casos solo tienes que preocuparte por acelerar o frenar, algo que en situaciones como los atascos se agradece. Pero algunos coches automáticos también permiten que los manejes de modo secuencia o con levas, modificando tú mismo las relaciones. Son, por tanto, una mezcla entre los dos mundos. 
  • Menos averías: con un correcto mantenimiento, los coches automáticos de segunda mano y ocasión conseguirán que vayas menos al taller que en el caso de un coche manual de segunda mano y ocasión, donde hay gastos añadidos como el embrague. Es más difícil tener una avería, porque ellos mismos se gestionan.
  • Mayor seguridad: el coche automático de segunda mano y ocasión aporta al conductor una mayor seguridad. Su coche nunca se quedará calado en una rampa o tardará en salir para una correcta incorporación. Los coches con cambio automático responden a la perfección y de modo inmediato a las acciones del conductor. 
  • Ideales para todo tipo de conducción: los cambios automáticos son, sobre todo, una gran opción para circular en ciudad. El coche, que combinara este cambio con sistemas como el Start&Stop, sufrirá mucho menos con las paradas que provocan los atascos o las paradas imprevistas. En carretera, combinado con un limitador automático y control de crucero de velocidad, el cambio automático es una herramienta para perfecta para cualquier viaje.

Desventajas de un coche manual de segunda mano

Las desventajas de un coche manual de segunda mano van a depender mucho del uso que el conductor haga del vehículo y del mantenimiento que haga de su mecanismo. 

  • Sensación de cansancio: el cambio de un coche manual de segunda mano requiere una mayor concentración. Aunque en la mayoría de las ocasiones cambiemos de marcha de memoria, su propio funcionamiento nos obliga a estar pendientes del volante y del pomo a la vez, lo que a veces puede genera fatiga o nerviosismo en el conductor, sobre todo si es un coche que no está acostumbrado a conducir. 
  • Mayor cuidado: los coches de segunda mano con cambio manual requieren un mantenimiento más estrecho. Un mal uso puede dañar los componentes del cambio. No es recomendable hacer cambios bruscos, sobre todo cuando están fríos. También es diferente  la utilización de un cambio manual en un coche diésel del de un coche de gasolina.
  • Embrague: es la gran piedra de toque de los coches de segunda mano y ocasión manuales. Cada embrague es un mundo, pero basta una mala cuesta o forzarlo de modo continuado para que salga un olor a quemado que indica lo peor. Hay que cambiar el embrague y esta avería tiene un importe elevado.

Desventajas de un coche automático de segunda mano

Si eres un amante de los coches de segunda mano manuales, rápidamente vas a decir que invitan a una conducción aburrida y que hay cambios automáticos que no son lo suficientemente ágiles. Lo que obliga a irse a opciones demasiado caras. 

  • Precio: los coches de segunda mano y ocasión automáticos son más caros que un equivalente manual. Tendrás que mirar modelo a modelo de la gama para ver si merece la pena pagar este sobrecoste.
  • Lentos: en algunos casos, los coches automáticos de segunda mano y ocasión pueden ser lentos o tener el ‘efecto lavadora’. Es decir, se sobrerrevolucionan. Pero esto suele pasar más en coches automáticos antiguso con cambio secuencial. 
  • Consumo: los coches automáticos de segunda mano y ocasión consumen más, en igualdad de condiciones que un coche de segunda mano y ocasión manual, aunque cada vez están más afinados para que las diferencias sean menores.

Y, ¿tú?, ¿coche de segunda mano manual de ocasión? ¡En Clicars los tenemos todos!