El Peugeot Rifter y el Citroën Berlingo son dos de las dos grandes apuestas de Stellantis para el segmento de los monovolúmenes o coches comerciales que se han adaptado a los usos del día a día. 

Las diferencias entre el Peugeot Rifter y el Citroën Berlingo afectan más a cuestiones de diseño o alguna configuración específica. Son dos coches similares, como el Opel Combo, que también pertenece a Stellantis. 

Lo normal a la hora de hacer estos coches es que los fabricantes tengan muchos nexos comunes en sus vehículos. Los coches como el Peugeot Rifter y el Citroën Berlingo suelen hacerse con convenios entre las marcas. 

Peugeot Rifter y Citroën Berlingo: diferencias de tamaño

En un primer apartado, clave en este tipo de coches, vamos a hablar de las diferencias de tamaño entre el Peugeot Rifter y el Citroën Berlingo

El Peugeot Rifter mide 4.400 mm de largo y 1.848 mm de ancho, posicionándose en los valores más normales del segmento, donde la media está en torno a los 4.554 mm de longitud. La batalla es de 2.785 mm.

Por su parte, el Citroën Berlingo mide 4,403 mm de largo y 1,837 de ancho, mientras que su batalla es de 2.785 mm. 

Peugeot Rifter y Citroën Berlingo: diferencias en el interior

Tanto el Peugeot Rifter como el Citroën Berlingo son dos coches para viajar con comodidad y con una idea similar a la de los monovolúmenes, un tipo de vehículo que tuvo mucho éxito en el pasado, pero que se ha reconviertido en este tipo de coches. 

El Peugeot Rifter tiene acabados similares a los de turismos como el Peugeot 308 o el Peugeot 3008 y su posición de conducción es muy buena. Es un coche que tiene un montón de espacios para meter objetos, pero la principal ventaja es que cuenta con un enorme espacio para los pasajeros. 

El Peugeot Rifter sobresale tanto en las plazas delanteras como traseras, donde los ocupantes disponen de buena amplitud. La banqueta trasera puede tener tres asientos individuales en el acabado más alto. El acceso a todas las plazas es muy cómodo.

peugeot rifter interior

Las diferencias con el Citroën Berlingo no son grandes, porque el modelo de Citroën también posee un interior fresco, similar al de los turismos de la marca. Tiene un montón de huecos para objetos, pero especialmente útil es la Modutop, una estructura en el techo que permite dejar cualquier cosa. 

El Citroën Berlingo posee, igualmente, mucho espacio y comodidad a bordo. El espacio delante es muy generoso y lo mismo sucede en las plazas posteriores. Pueden viajar cinco personas con mucha comodidad. 

En la versión del Citroën Berlingo XL existe la posibilidad de instalar una tercera fila de asientos. En la Citroën Berlingo M hay una fila de asientos deslizables en 13 centímetros en la segunda fila. 

Peugeot Rifter y Citroën Berlingo: diferencias en el maletero

El maletero es un apartado muy importante a la hora de comprar el Peugeot Rifter y el Citroën Berlingo, porque, como venimos diciendo, son dos coches pensados básicamente para el transporte de pasajeros y la comodidad en los viajes. 

Las diferencias del Peugeot Rifter y el Citroën Berlingo en este apartado dependerán de varios factores. En el caso del Berlingo, le talla elegida. La versión estándar tiene casi 600 litros de capacidad, mientras que si optamos por la versión XL alcanzaremos los 850 litros

En cuanto al Peugeot Rifter, el maletero tiene una capacidad de carga de 597 litros que puede ampliarse abatiendo la fila de asientos trasera. La forma de meter el equipaje es muy cómoda, gracias a la boca de carga, que tiene formas regulares. Tiene una bandeja para cubrir equipajes que permite dividir la carga.

Peugeot Rifter y Citroën Berlingo: diferencias en motores

Aunque el espacio interior o el maletero sean dos de los elementos más importantes a la hora de decidir la compra, lo cierto es que hay cuestiones como el motor igual de relevantes. Serán muchas las horas que pase el conductor a bordo de este vehículo y de su buen manejo depende igualmente el confort de marcha. 

El Peugeot Rifter tiene un tacto de conducción agradable, similar al de un SUV, gracias a unas suspensiones de largo recorrido que contrarrestan la altura del coche. Es un coche pensado para carretera, aunque pueda equipar el Grip Control que adapta la tracción a todo tipo de superficies. 

El Peugeot Rifter se vende con cuatro motores:

  • Una de gasolina de 100 CV

  • Tres diésel con 75, 100 y 130 CV

Según la opción elegida, el Peugeot Rifter tendrá un cambio automático manual o automático de ocho relaciones, en el caso del diésel más potente. 

El Citroën Berlingo no tiene muchas diferencias en este apartado con respecto al Peugeot Rifter. Es un coche que tiene una dinámica de conducción similar a la de otros vehículos del grupo y con un tanto similar al de un monovolumen.

Es decir, en curva se notan balanceos, pero en todo momento el Citroën Berlingo invita a una conducción tranquila. El puesto de conducción es muy cómodo, porque deja una visibilidad muy amplia. Aunque pueda tener funciones de todoterreno, no lo es. 

La gama de motores del Citroën Berlingo está compuesta por las siguientes opciones: tres diésel y una de gasolina, con una distribución parecida a la del Peugeot Rifter, de 75 a 130 CV. 

Van asociadas a un cambio manual de cinco marchas en el diésel menos potente y de seis relaciones en los demás, mientras que la versión de gasóleo más potente del Citroën Berlingo puede equipar un cambio automático de ocho relaciones y convertidor par.

citroen berlingo tamaño

Peugeot Rifter y Citroën Berlingo: diferencias en consumo

Con las subidas de los carburantes, el consumo es un factor fundamental a la hora de escoger un Peugot Rifter o un Citroën Berlingo. Las diferencias según la opción elegida son muy importantes. 

Si optamos por el Citroën Berlingo de gasolina, un motor 1.2 PureTech tricilíndrico de 110 CV, tendremos un coche con un consumo medio de 6 litros. Por el peso y configuración del Peugeot Rifter, el mismo motor homologa un consumo inferior: 5,5 litros en consumo mixto. Esta es una de las diferencias entre ambos coches.

Si nos vamos a la oferta diésel, el Peugeot Rifter tiene un motor 1.5 BlueHDi con tres niveles de potencia. El de 75 caballos tiene un consumo declarado de 4,1 litros, el de 100 se eleva a los 4,3 litros y el más potente, de 100 CV, homologa 4,3 litros.

En cuanto al Citroën Berlingo diésel: 

  • El 1.5 BlueHDi de 75 CV consume 4,2 litros
  • El de 100 CV se va hasta los 4,3 litros
  • El de 130 CV también homologa 4,3 litros

Peugeot Rifter y Citroën Berlingo: diferencias en precio

Comparten chasis, motores, transmisión… pero no son idénticos. Tampoco en los precios. 

Así, el Peugeot Rifter nuevo más barato parte de 19.100 euros (la versión de 100 CV diésel) y el más caro se va a los 30.490 euros (hablaríamos de la versión 100 eléctrica).

Mientras, el Citroën Berlingo arranca en 20.800 euros en la versión de gasolina y se va hasta los 38.400 en la variante 100% eléctrica, en su talla granda XL. 

La mejor opción para hacerse con un Peugeot Rifter o un Citroën Berlingo es acudir al mercado de segunda mano. En Clicars puedes encontrar Peugeot Rifter de segunda mano desde 13.790 euros y Citroën Berlingo de segunda mano para pasajeros desde 13.490 euros.

Peugeot Rifter y Citroën Berlingo: cuál comprar

Vistas las diferencias entre la Peugeot Rifter y la Citroën Berlingo, ¿cuál merece la pena comprar? En ambos casos nos encontramos ante coches muy equilibrados, perfectos para viajar y con interiores cómodos

Las configuraciones mecánicas son parecidas, pero ahí será donde deberás hacer tu mayor elección. Diésel, siempre que hagas recorridos largos; y gasolina, para trayectos urbanos. 

La principal diferencia entre el Peugeot Rifter y el Citroën Berlingo es su diseño exterior, por lo que dependerá de cuál te entre más por el ojo. Así que, ¡echa un vistazo en Clicars a todas las opciones que tenemos y decide cuál te conviene más!