¿Me pueden multar por no llevar la pegatina de la ITV?

Llevar a cabo las revisiones pertinentes en nuestros vehículos, es fundamental para nuestra seguridad y la del resto de conductores que están en circulación.

Existen ciertas dudas de si es obligatorio, o no, llevar la pegatina ITV en nuestro coche y, desde Clicars, queremos resolverlas para evitar que tengas cualquier tipo de problema.

Quizás te hayas preguntado alguna vez, “¿me pueden multar si no la llevo?”. Pues la respuesta es, rotundamente, un SÍ.

En este artículo vamos a explicarte todo lo referente a la pegatina de la ITV, así que ¡arrancamos motores!

¿Qué es?

Lo primero que debes tener claro es que la pegatina ITV es obligatoria, y es la que nos entregan tras superar, sin incidencias, las pruebas de la ITV (Inspección técnica de Vehículos). Por lo tanto, esta pegatina es la certificación que acredita que el centro certificado que nos ha hecho la revisión ha dado por apto nuestro vehículo para seguir en circulación.

¿Dónde hay que ponerla?

La ley es muy estricta en este sentido y, si no se cumple tal cual se describe, puede ser motivo de sanción. La pegatina para el coche de la DGT, o V-19, que es el nombre técnico que se le da, tiene una regulación muy específica recogida en el Real Decreto 2822/1998.

En su anexo XI, hace clara referencia a cómo y dónde debe colocarse la pegatina de la ITV.

En primer lugar, hay que tener muy claro que es obligatoria, y que cada vehículo sólo puede llevar una. Por lo tanto, cuando se renueve la inspección, la anterior deberá retirarse.

Pegatina de ITV

Si el coche tiene parabrisas, la pegatina se tendrá que enganchar en el ángulo superior derecho del parabrisas y, siempre, por su cara interior. Por lo tanto, la parte impresa es autoadhesiva. En el resto de vehículos, se colocará en un sitio bien visible y, la cara sin imprimir, será la autoadhesiva.

El proceso de colocación deberá llevarlo a cabo los empleados de los centros certificados para la ITV, ya que depende de ellos asegurarse de que todo está según lo descrito por la normativa.

¿Qué pasa si no la llevo?

Si no llevas tu pegatina ITV, estás incumpliendo la ley y, por lo tanto, podrán sancionarte. Si no la llevas es porque se ha caducado y no has acudido a pasar la ITV y, por tanto, los agentes podrán multarte con un importe de 200 euros (que se quedarían en 100 si lo pagas antes de los 10 días).

Si la llevaras en un lugar que no le corresponde, se consideraría que es una infracción leve, por lo que no te retirarían ningún punto del carnet, pero te sancionarían con una multa de hasta 100 euros.

Pero si, por algún motivo justificado como podría ser un cambio de parabrisas, no llevaras la etiqueta, la normativa no regula la opción de poder solicitar un duplicado. Por lo tanto, es conveniente llevar el documento sellado de la ITV y la justificación del cambio de parabrisas. Así, se podrá enseñar a los agentes en caso de que te lo requieran.