Estás pensando en comprarte un coche eléctrico, pero te surgen muchas dudas respecto a su matriculación. No te preocupes, estás en el lugar correcto. Antes de nada, debes saber que matricular un coche eléctrico es uno de los trámites más importantes a la hora de comprar un coche. Es importante recordar que este tipo de vehículos cuentan con bonificaciones en el impuesto de matriculación.

Lo más habitual es que sea el propio concesionario el que se encargue del proceso de matriculación de un coche, independientemente de que sea eléctrico o no, pero vamos a detallar cuales son los pasos para matricular un coche eléctrico por si lo quieres hacer tú mismo.

Pasos para matricular un coche eléctrico

Lo primero que debes hacer si quieres matricular tu coche eléctrico es solicitar una cita previa en la Jefatura Provincial de Tráfico más cercana a tu domicilio. La puedes tramitar a través de la página web de la Dirección General de Tráfico y descargando el formulario correspondiente.

Al tratarse de un coche eléctrico con cero emisiones, debes saber que está exento de abonar el impuesto de matriculación, por ese motivo, tendrás que dirigirte a la Delegación de Hacienda más cercana a tu domicilio, aquí puedes pedir la cita, y llevar la ficha técnica provisional que te hayan facilitado en el concesionario.

Con toda la documentación ya preparada, el siguiente paso es acercarte al ayuntamiento de tu localidad o a la oficina liquidadora y solicitar el formulario de autoliquidación de la declaración de alta en el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica. Esto no es otra cosa que el famoso “numerito”. Guarda una copia ya que la tendrás que presentar en la Dirección General de Tráfico. Algunos consistorios tienen bonificaciones en el IVTM; en el caso de Madrid es el 75% sobre la tasa y viene determinado por la potencia fiscal del modelo.

Documentación a presentar en la Dirección General de Tráfico

El día de la cita deberás llevar contigo esta documentación y abonar la tasa de matriculación de 95,80 euros.

  • Fotocopia y original del DNI del titular del vehículo.
  • Factura de compra del vehículo.
  • Ficha técnica provisional que te la facilitará el concesionario.
  • Documento de exención del impuesto de matriculación.
  • Documento de autoliquidación del IVTM.
  • Formulario DGT.

Una vez tramitado, te facilitarán el permiso de circulación, la tarjeta de inspección técnica de vehículos con la matrícula que se te ha asignado y el distintivo medioambiental CERO de la DGT. A continuación, tendrás que hacer las placas de matrícula en un establecimiento autorizado.

Si hacemos un repaso, el gasto total de matricular un coche eléctrico por nuestra cuenta asciende a unos 140 euros. La opción más sencilla es que el concesionario lleve a cabo estos trámites, el precio es de unos 250-300 euros, pero no tendrás que perder tiempo dirigiéndote a todas las oficinas. 

Una de las opciones más interesantes para comprar un coche eléctrico te la damos en Clicars. Tenemos una gran variedad de coches eléctricos a tu disposición con un precio increíble y no tendrás que pagar el impuesto de matriculación. ¿A qué esperas para elegir un coche eléctrico de segunda mano?