El techo solar para el coche es una de las opciones más valoradas a la hora de comprar uno, tanto nuevo como de segunda mano y ocasión. La principal razón es el aporte de luminosidad extra que aporta al interior del vehículo. Es una opción muy recurrente en los países nórdicos, por las escasas horas de sol, pero en países como el nuestro también resulta un equipamiento interesante para el verano y para recoger la luminosidad de otras épocas del año.

Como te hemos dicho, prácticamente ningún coche trae un techo solar de serie, que se puede utilizar para descubrir una abertura en la parte superior del automóvil. Existen diferentes tipos de techo solar con prestaciones diferentes, ya que mientras que algunos no permiten la entrada de aire fresco otros sí tienen una abertura en el techo del coche. Los hay automáticos o manuales, pero también los hay corredizos y fijos. De igual modo, los techos solares de los coches están disponibles en distintos tamaños y diseños, según el tipo de coche.

El techo solar es una opción que está disponible en todo tipo de coches, aunque suelen ser más recurrentes en SUV 4X4 como el Nissan X-Trail, el Mercedes Clase GLA, el Ford Kuga o el Kia Sportage. En los coches más pequeños, el techo solar ayuda a que el interior parezca más grande y en todos los casos, esta solución aumenta la superficie acristalada del vehículo, permitiendo una mayor entrada de la luz natural.

Pero también los hay que ven en el techo solar una solución nocturna para poder ver las estrellas desde el interior del coche. Las posibilidades son muchas, al igual que sus materiales, porque hay diferentes niveles de techos solares, puesto que algunos tienen láminas en las lunas para filtrar los rayos UV, así como los deslumbramientos o las miradas no deseadas.

Tipos de techo solar

Podemos diferenciar diferentes tipos de techo solar según el tamaño, la forma, el material o el estilo. Algunos incluso tienen denominaciones propias, pero todos cumplen funciones parecidas.

  • Techo solar corredizo: un panel que bascula y que se acciona de modo manual. Este tipo de techo solar es desmontable y ha de almacenarse cuando se retira. Son los techos más asequibles del mercado y se pueden poner en la mayoría de coches.
  • Techo solar de spoiler: este tipo de techo se inclina para dejar pasar el aire y ventilar, siempre hacia arriba, por lo que requiere poco espacio. Sin embargo, este tipo de techo no proporciona una gran abertura y suelen ser eléctricos.
  • Techo corredizo plegable: los más comunes en el parque móvil europeo, con una abertura similar a la de un coche descapotable, al que muchas de estas soluciones quieren suplir, aunque de modo más asequible. Están fabricados en tela y se doblan hacia atrás al abrirse.
  • Techo solar incorporado: un panel que se desliza entre el techo metálico y el techo interior, lo que implica perder parte del espacio interior del coche, aunque proporciona una abertura completa.
  • Techo corredizo sobre rieles: un techo que va montado sobre unas vías y que también es común entre los coches que actualmente se venden. Consiste en un panel de vidrio que en ocasiones tiene un reflector de viento para evitar que al estar abiertos hagan ruido.
  • Sistema de techo panorámico: este tipo de techo puede ser de uno o varios paneles y ofrece aberturas por encima de los asientos delanteros y traseros.
  • Techo solar fotovoltaico: este tipo de techo está siendo implementado por marcas como Hyundai y va un paso más allá, puesto que tiene unos paneles solares que aportan electricidad al coche, generando un circuito de autoconsumo.
  • Techo eléctrico monitorizado: el tipo de techo más cómodo de los descritos, porque tiene un interruptor que permite una apertura y cierre rápidos.

techo solar coche mercedesVentas y desventajas del techo solar para el coche

El techo solar es equipamiento adicional interesante, que aporta mucha luminosidad y amplitud interior. En el apartado de las ventajas está que permite disfrutar al máximo de los días de buen tiempo e incluso es una gran alternativa para las noches más luminosas o en las que se producen fenómenos astronómicos.

Sin embargo, instalar o poner un techo solar en un coche ronda, de media, los 1.000 euros, por lo que conlleva un gasto extra importante. Además, su uso en determinadas circunstancias puede aumentar el consumo del coche, porque si va desplegado genera una mayor resistencia al aire y reduce la aerodinámica del vehículo. Por último, además, en caso de que el techo solar se estropee o quiebre, la reparación es costosa y en algunos casos laboriosa.

Coches con techo solar que puedes comprar en Clicars

En Clicars puedes encontrar coches que equipan como opción el techo solar. Hablamos de modelos como el Nissan Qashqai, el BMW X4, el Mercedes Clase C, el Peugeot 3008, el Mini One o el Mazda CX-5. ¡Descúbrelos ya en nuestro concesionario online y elige el que mejor se adapta a ti!